Minera Alamos ha informado que ha realizado una entrega inicial de oro doré de su proyecto de oro Santana en Sonora, México. El oro se recuperó del primer material apilado en la cancha de lixiviación en pilas de Santana durante los meses de julio y agosto, y estaba destinado principalmente a poner en servicio la planta de recuperación de carbono de la compañía y los sistemas de bombeo de solución asociados.

Las actividades de lixiviación comenzaron a fines de agosto cuando disminuyó la temporada de lluvias y los resultados hasta la fecha han confirmado la rápida cinética de extracción de oro experimentada durante las operaciones de la plataforma de prueba de lixiviación en pilas que concluyeron en el 2019.

Aproximadamente 400 oz de oro estaban contenidas en el doré vertido desde el primer envío de carbono enviado desde la faena para validar los procedimientos operativos y QA/QC de la instalación de tratamiento que se está considerando para el futuro procesamiento de concentrado de oro (carbono). Este material ha sido enviado para su refinamiento final y venta. A su debido tiempo, se anunciarán más doré de entregas posteriores.

El área de material mineralizado que se encuentra bajo lixiviación activa continúa creciendo a medida que avanza el proyecto. Para la producción de doré anunciada, la mayor parte de la extracción de oro provino de las áreas de la plataforma de lixiviación 1 a 3 (con el área 3 en funcionamiento a mediados de septiembre) que contenía un estimado de 1050 onzas (de 41,000 toneladas). A mediados de octubre, cuando se retiraron los primeros lotes de carbono para su procesamiento, se habían recuperado aproximadamente 600 onzas de oro en las instalaciones de procesamiento de la Compañía. Teniendo en cuenta los retrasos normales entre el inicio de las operaciones de lixiviación en nuevas áreas y la descarga resultante de soluciones de la plataforma de lixiviación, esto representa una extracción general cercana al 60% (aproximadamente el 75% de las recuperaciones finales de + 80% logradas durante las operaciones de la plataforma de prueba en 2018/19) en un promedio de 30-40 días. La cinética rápida coincide estrechamente con lo que se logró durante las operaciones anteriores de la plataforma de prueba.

Compartir