El diario peruano La República informó el inicio de las operaciones de la ampliación de la minera Cerro Verde (II etapa), tendrá un impacto económico importante en la región a través del canon minero.

Estimaciones del Gobierno Regional de Arequipa (GRA) revelan que solo con el aporte de la minera, la región podría captar S/. 600 millones.

El canon minero representa el 50% del Impuesto a la Renta (IR) que pagan las empresas mineras por sus actividades en una región. Arequipa recibió por este concepto S/. 445,771 millones este año. Según el asesor del GRA, Miguel Ocharán, el aporte de Cerro Verde concentra el 95% de esa partida.

“Sin duda alguna, la segunda etapa  significará más canon para Arequipa. Será un aporte importante desde el 2017”, dijo.

La segunda etapa de Cerro Verde contempla una inversión de US$ 4 mil 400 millones.

Según el proyecto minero, esa inversión permitirá triplicar la producción de cobre de 120 mil a 350 mil toneladas al día a partir del 2016.

Por ello, el canon para Arequipa recién llegará un año después.

Ocharán explica que pese a lo que se podría pensar en cuanto a que Cerro Verde triplicará su producción y en consecuencia sus ingresos, no ocurrirá lo mismo con el canon.

“La minera nos ha explicado (al GRA) que el costo operativo de producción será mayor,  porque en la segunda etapa, el proceso (de producción) será distinto. En el mejor escenario, cuando la explotación esté al 100%,  se espera mejorar el canon en 80% más”, dijo.

No obstante, recordó que desde el 2014, la región recibirá regalías mineras de Cerro Verde.

Se trata de un impuesto que a la fecha no se paga, pues la minera estaba sujeta a un contrato de estabilidad que vence el 31 de diciembre de 2013. Por ello, la región recibiría S/. 50 millones más.

Cerro Verde producirá cerca de 1,000 millones de libras anuales de cobre y 25 mil millones de libras de molibdeno al año. Ello le permitirá al país duplicar su producción cuprífera. Actualmente se produce más de un millón de toneladas métricas del metal.

Según la vicepresidenta de Asuntos Corporativos de la empresa minera Cerro Verde, Julia Torreblanca, la proyección de la empresa es tener lista la primera línea de producción (cobre y molibdeno) para el 1 de agosto de 2015. “Estamos caminando para que produzcamos a full en 2016”, agregó. El 28 de febrero pasado, la minera obtuvo el permiso de construcción de la II etapa. Un día después se comenzó con el movimiento de tierras.

Compartir