En Argentina, el Gobierno de Catamarca, a través de la Secretaría de Minería, aprobó la ejecución de la ampliación del programa de perforación “Diamantina 2013” para la etapa de exploración del Proyecto Bajo El Durazno, ubicado en el departamento Belén, aledaño al emprendimiento Bajo de La Alumbrera.

Luego de la evaluación y verificación en terreno del plan exploratorio del manejo ambiental que llevó a cabo personal técnico-profesional de la Dirección Provincial de Gestión Ambiental Minera dependiente de la SEM, se aprobó la ejecución de 3.000 (tres mil) metros de perforación solicitada por la empresa Minera Alumbrera LTD en Bajo El Durazno.

La tarea a desarrollar también incluye acondicionamientos de accesos y construcción de plataformas para el emplazamiento de equipos de exploración, trabajos que demandarán la incorporación inicial de aproximadamente 25 (veinticinco) personas de manera directa, entre geólogos, operadores de equipos y muestreadores.

Un aspecto importante es que el instrumento legal de aprobación (DIA – Declaración de Impacto Ambiental) incluye la obligación, por parte de la empresa operadora, de contratar además auditores ambientales inscriptos en el Registro de Consultores Ambientales de la SEM, oriundos del área de influencia primaria del proyecto exploratorio.

Además la DIA establece que los recursos humanos, insumos y proveedores para el desarrollo de las tareas que se incorporen en lo sucesivo para la zona exploratoria de Bajo El Durazno, deberán ser en un 70 por ciento de origen catamarqueño.

Cabe mencionar que en 2012 se ejecutaron 5.000 (cinco mil) metros de perforación en la zona mencionada a los efectos de confirmar y completar información de reservas de minerales.

Bajo El Durazno se encuentra ubicado a 3 kilómetros del yacimiento Bajo La Alumbrera y las exploraciones realizadas permitieron ubicar un recurso geológico estimado en 200 millones de toneladas de minerales.

El depósito Bajo El Durazno se localiza en el complejo volcánico Farallón Negro, en el departamento Belén. Se encuentra ubicado, en línea recta, a diez kilómetros al Este-noreste de la Mina Farallón Negro y a seis kilómetros al norte de la mina Bajo La Alumbrera.

El ministro de Producción Ángel Mercado destacó la importancia de este avance, y explicó que el trabajo resulta necesario para “certificar con mayor precisión la calidad y cantidad de mineral existente, y poder así avanzar después en la etapa de explotación”.

“Con esta decisión, comienzan ya tareas concretas para prolongar la vida útil de la actividad y, de esta manera, se empiezan a mostrar certidumbres, tanto para las finanzas provinciales como para los inversores, los empleados, los proveedores y todos los actores involucrados”, dijo.

“Ésta decisión demuestra que el Gobierno no se queda a esperar, sino que actúa y hace todo lo posible para empezar a darle certezas a quienes tienen que tomar decisiones de inversión”, agregó.

“Es un paso importante, porque además de generar puestos de trabajo desde esta misma etapa, confirma la plena vigencia de una política minera seria y definida, que mira a mediano y largo plazo, y que defiende, no en la teoría sino con hechos, los intereses locales. Defiende los intereses de la Provincia y los intereses de nuestros empleados, proveedores y contratistas”, finalizó.

Compartir