La firma de Toronto AuRico Gold (TSX, NYSE: AUQ) acordó la venta de la mina de oro Ocampo en el estado mexicano de Chihuahua a Minera Frisco (BMV: FRISCO, OTC: MSNFY), con sede en Ciudad de México, como parte de un acuerdo por US$750mn.
 
La operación, que culminaría en diciembre, también incluye los proyectos de exploración contiguos Venus y Los Jarros. La transacción permitirá además que Frisco obtenga un 50% en el proyecto en etapa avanzada Orión, el cual se localiza en el estado de Nayarit.
 
La venta genera un “valor atractivo” para los accionistas y con ello la empresa logró “conocer el valor actual de Ocampo y no a futuro”, explicó el gerente general de AuRico, Scott Perry, en una teleconferencia llevada a cabo el miércoles.
 
Los fondos de la venta reducirán la deuda y proporcionarán capital de trabajo. También ofrecerán una “rentabilidad extraordinaria y significativa” para los accionistas, agregó.
 
La compañía seguirá concentrada en desarrollar sus dos principales activos restantes, Young-Davidson en la provincia canadiense de Ontario y El Chanate en el estado mexicano de Sonora y no evaluará adquisiciones, explicó el ejecutivo.
 
La venta de Ocampo, la mayor propiedad de la firma en México, fue motivada por la “oferta inigualable y sin solicitar” de Frisco y no tiene que ver con el proceso emprendido para que la mina vuelva a producir, agregó.
 
El mes pasado, AuRico redujo nuevamente su proyección para el 2012 de Ocampo de 155.000-170.000oz de oro equivalente a 115.000-125.000oz, tras los reveses que han sufrido las labores de producción subterránea este año.
 
“Minera Frisco presentó una oferta atractiva y totalmente en efectivo que fortalecerá el balance de la empresa y reposiciona a AuRico para llevar a cabo su estrategia de entregar una producción consistente, confiable y sostenible desde nuestros dos activos esenciales en Canadá y México”, señaló Perry en un comunicado.
 
“La transacción nos permitirá entregar un rendimiento significativo sobre el capital a nuestros accionistas, aumentar considerablemente nuestra posición de liquidez, otorgarnos una importante flexibilidad financiera que avale nuestras operaciones actuales y examinar oportunidades brownfield de ampliación”, agregó.
 
De acuerdo con un comunicado de Frisco, la adquisición complementa otros proyectos de desarrollo, incrementa la actual capacidad de la compañía y ofrece una “base sólida de reservas probables y probadas”.

Frisco es controlada por el multimillonario mexicano Carlos Slim y opera El Coronel, Asientos, San Francisco del Oro, Minera María, San Felipe y Tayahua en México.

Compartir