Juan Carlos Avendaño, gerente general de División Chuquicamata, recibió  en Antofagasta el reconocimiento de parte del Foro SING a la planta fotovoltaica de generación de energía para la faena minera.
 
 “Abrimos una puerta que es totalmente relevante para la industria con esta planta fotovoltaica que lleva tres meses operando. Estamos muy contentos de poder aportar a diversificar la matriz energética del país y de la región”, explicó Avendaño, quien se mostró orgulloso con el reconocimiento.
 
El Desierto de Atacama es reconocido a nivel mundial por su enorme potencial en la generación de energías renovables no convencionales como la eólica y solar. Fue esta última la que motivó a Chuquicamata a impulsar la construcción de una planta fotovoltaica que -a partir de junio de este año- permite a la División inyectar 1 megawatt de energía limpia a sus instalaciones industriales.
 
Se trata de una iniciativa pionera a nivel latinoamericano, que fue reconocida durante la décima versión del Foro SING, Sistema Interconectado del Norte, que se realizó en Antofagasta. Un encuentro que tuvo como principal objetivo analizar los desafíos del sector eléctrico para suplir la demanda de energía ante la inversión minera y además premiar a las compañías que, como en el caso de Chuquicamata, integren el uso de nuevas fuentes a sus operaciones.
 
La planta “Calama Solar 3” demandó una inversión privada de 3,5 millones de dólares y permite inyectar un megawatt de potencia a las zonas industriales de la División Chuquicamata, convirtiéndose en un ejemplo como iniciativa pionera, que fue destacado por los asistentes al foro SING. La planta fue construida y es operada por la empresa Solarpack.
 
El gobernador de Antofagasta, Constantino Zafiropulos, expresó también su satisfacción por el galardón. “Nuestra región hoy se viste de gala porque tenemos un gran número de empresarios y expertos sobre materia energética, por eso estoy muy contento. Además, como no estarlo, si tenemos a una compañía pionera como Codelco Chuquicamata, a la cual felicito por siempre estar pensando en crear iniciativas que van en ayuda de la comunidad”.
 
Esta es una innovadora iniciativa que valoró Sergio Molina, gerente de Sustentabilidad de Codelco Chuquicamata. “Tenemos dos grandes desafíos, uno construir una división más cercana y más integrada con la comunidad de Calama, pero otro gran desafío es hacer que nuestra operación sea más responsable en términos medioambientales. Eso pasa por explorar la incorporación de energía renovable no convencional como lo es la energía fotovoltaica, donde estamos generando un megawatt, lo que equivale al consumo de la energía de mil hogares”.
 
El foro SING se planteó como objetivos analizar las distintas alternativas de generación eléctrica disponibles en la zona, para optimizar la matriz en cuanto a eficiencia ambiental y precios, además de debatir acerca de la institucionalidad vigente en el país, y si ésta es la adecuada para enfrentar el desarrollo del sector energético, minero e industrial.

Compartir