Las operaciones mineras pueden obtener grandes beneficios a partir de la toma de decisiones basada en los datos

Cuando se trata de la implementación de un programa que saque provecho al Internet de las Cosas (IoT, por su siglas en inglés), el cual se define a menudo como la confluencia de la tecnología de la información (IT por sus siglas en inglés) y la tecnología de las operaciones (OT por sus siglas en inglés), pareciera haber más charla que actividad concreta. Eso pronto va a cambiar. Existe un enorme interés dentro de la industria minera, encontrándose esta en el umbral del proceso de adopción.

De hecho, los expertos dicen que solo el 5% de las operaciones han implementado y utilizado los beneficios del IoT. De modo que, si una mina o una planta aún no se han conectado al mundo de la toma de decisiones basada en los datos, no hay porque estresarse ya que no están solas. Viendo el vaso medio lleno, pareciera haber suficiente tiempo para mejorar.

Leer el artículo completo en nuestra edición Digital

Compartir