La mina de estaño y zinc Colquiri, expropiada a la empresa suiza Glencore en junio pasado, volvió a operar tras permanecer paralizada por 40 días a causa del conflicto entre grupos rivales de mineros que se disputaban su control, informaron fuentes oficiales.

El Ministro de Gobierno, Carlos Romero, señaló a los medios que los mineros ya entraron a trabajar al yacimiento, situado a 250 kilómetros al sur de La Paz, como resultado de diversos acuerdos para pacificar la zona y compartir la riqueza de la mina.
 
También aseguró que las actividades comienzan a normalizarse en el pueblo del mismo nombre, luego de que el sábado ocurriera un nuevo enfrentamiento a golpes y pedradas entre los mineros que operan en cooperativas privadas y los que trabajan para el Estado.
 
“De momento hay un proceso de normalización en las condiciones de vida en Colquiri. No nos confiamos porque sabemos que es una situación compleja, por lo que mantendremos nuestro dispositivo policial” con 170 agentes en la zona, sostuvo Romero.

Compartir