La empresa australiana Fortescue tiene un plan por más de U$D25 millones de dólares en Calingasta. Golden Mining que avanza en Hualilán (Ullum): U$D14 millones. En la exploración de Altar (Calingasta) U$D29 millones. Mientras que en Josemaría (Iglesia), hasta llegar a factibilidad, Lundin invertirá entre 25 y 30 millones de dólares más. Sumado a lo que invertirá Barrick en exploración en el Valle del Cura, son otros U$D30 millones.

La cifra superará los 120 millones entre proyectos grandes y chicos.

“La Argentina necesita invertir en exploración por lo menos U$D400 millones al año para mantener los niveles de producción minera, que en 2018 rondó en U$D4 mil millones. Solo San Juan va a estar aportando U$D120 millones. Es muy significativo darlo a conocer,” comentó el ministro de Minería Alberto Hensel.

Argentina tiene recursos interesantes de cobre, litio, oro y plata; los metales cuya demanda es constante a nivel mundial. Y San Juan, en particular, cuenta con más proyectos en exploración avanzada de cobre. La provincia representa el 80% de la oferta cuprífera del país.

Ese boom de inversión en exploración se da por varios factores políticos. “Con previsibilidad, reglas claras de juego y seguridad jurídica a nivel provincial, San Juan sigue generando interés por parte de operadores que apuestan por la provincia,” dijo Hensel.

Esa inversión extranjera directa permite contar con un dólar no especulativo, que junto al costo de producción, costo impositivo, salarios y contratación de proveedores e insumos genera un efecto multiplicador que se capitaliza en las comunidades.

Compartir