Por Oscar Martínez Bruna

Vientos de cambio soplan en el mundo de la minería, luego de los tres mayores eventos mineros en América Latina este año: Expomin, el Simposio Peruano del Oro, y la Conferencia Mundial del Cobre de CRU. A pesar del terremoto y el posterior Tsunami, la asistencia a Expomin alcanzó niveles record. El evento también le dio a las personas la posibilidad de ver y escuchar a dos nuevos líderes del negocio minero en Chile, Laurence Golborne, el nuevo Ministro de Minería, y Diego Hernández, el nuevo CEO de Codelco (Ver Gente Minera, p.8). Por primera vez, la cuprífera estatal Codelco designó a su propio CEO, y también es la primera vez que la compañía tiene a un ingeniero en minas como su líder. Sus primeras palabras a la cabeza de la compañía minera de cobre más grande del mundo estuvieron llenas de entusiasmo y expresaron una visión de largo plazo (Ver Noticias, p. 5)

El Simposio del Oro realizado en Mayo en la ciudad de Lima, Perú, nuevamente fue un evento impresionante. Con los precios del oro alcanzando niveles sin precedentes, los más importantes mineros de oro de todo el mundo se reunieron para discutir acerca de los últimos acontecimientos en el negocio. La estabilidad del Perú ha ayudado a lograr una importante distinción como una región preferida para las inversiones mineras auríferas. De hecho, el Ministro de Minería y Energía Peruano, Pedro Sánchez, dijo que el país tiene el potencial para posicionarse entre los cinco principales productores de oro del mundo antes del 2015.  

El mensaje predominante que entregó la conferencia del cobre de CRU (Ver p. 12-15) fue que el 2009 fue un año aceptable para la industria del cobre a pesar de las tribulaciones económicas que afectaron a la mayor parte del mundo. China es responsable de la mayor parte del crecimiento mundial en la producción de cobre y otros metales, y sigue siendo una fuerza impulsora para la industria. Aunque los niveles de consumo pueden cambiar de año en año, se espera que China continúe siendo un cliente constante para el futuro previsible.

Mientras esta edición de Equipo Minero se enviaba a prensa, Kevin Rudd renunciaba como Primer Ministro de Australia. Rudd había propuesto un Impuesto llamado ‘Resource Super Profit Tax’ (RSPT), que ascendía a un 40% de impuesto sobre las utilidades de la industria minera. Además de poner en peligro futuros proyectos, el RSPT Australiano también sería aplicado a los actuales proyectos, haciéndolos menos rentable. La violenta respuesta de la industria y de su partido político le costó su puesto. Julia Gillard ha sido nombrada la nueva Primera Ministra de Australia. Ella no ha dicho que suprimiría el RSPT, pero parece dispuesta a negociar con las compañías mineras.

La pérdida de Australia podría ser la ganancia de América Latina. Con países tales como Chile, Perú, Brasil, México, etc., demostrando una atmósfera estable para las inversiones mineras, algunos dólares más de exploración y proyectos podrían cambiar su destino hasta América Latina. Es importante para los gobiernos y los líderes que están en el negocio minero Latinoamericano continuar esforzándose para lograr la excelencia y por una visión de largo plazo para el futuro.

Sinceramente,
Oscar Martínez Bruna
Editor/Corresponsal para Latinoamérica,
omartin1@ctcinternet.cl

Compartir