Las cribas G-Vault están disponibles en diferentes tamaños con aperturas de rejilla de hasta 1.200 micras, y están diseñadas para ser incorporadas en reemplazos para unidades de alambre de apertura.

Derrick Corp. presentó recientemente la criba entre etapas de poliuretano G-Vault para procesos de carbono en pulpa/carbono en lixiviación (CIP/CIL) y resina en lixiviación/resina en pulpa (RIL/RIP) en plantas de recuperación de oro. Debido a la resistencia a la abrasión y la ceguera del material de poliuretano, la nueva criba entre etapas reduce el mantenimiento al eliminar el procedimiento de lavado y desenmascaramiento frecuente requerido para las cribas de alambre de apertura de acero inoxidable. Las cribas G-Vault están disponibles en una variedad de tamaños, con aperturas de criba que varían de 500 a 1,200 micras.

La criba G-Vault Interstage es un reemplazo atornillado directo para las cribas de alambre de apertura existentes, pero permite la reutilización del mecanismo operativo. La modificación implica reemplazar la criba de alambre de apertura con la criba G-Vault y luego bajar el módulo nuevamente dentro del tanque. Derrick dijo que G-Vault ofrece un área abierta más alta que las cribas de alambre de apertura, en algunos casos, más del 20%. Combinando la resistencia al desgaste y las características no cegadoras del poliuretano de Derrick, la criba G-Vault produce la misma consistencia de micras que las cribas de alambre de apertura con interrupciones de proceso reducidas e intervalos extendidos entre los ciclos de limpieza.

La G-Vault está compuesta de varias secciones independientes contenidas en una jaula de acero inoxidable 304. Derrick explicó que el uso de secciones de criba reemplazables reduce los cotos de mantención al permitir el reemplazo solamente de las secciones más gastadas, en lugar de reemplazar una criba completa.

Las pruebas de campo realizadas en seis países de Norte y Sudamérica, como también en Asia, han demostrado que las cribas G-Vault pueden reducir los costos de mantención y los costos por asistencia de técnicos, al tiempo que aumentan el rendimiento. En algunas aplicaciones, los tiempos de funcionamiento sin ciclos de limpieza periódica se han prolongado más allá de 18 meses, según Derrick. Y, a pesar que el costo inicial es mayor que el del alambre de apertura debido a su sus costos de mantención significativamente menores, la G-Vault ha demostrado producir un favorable retorno de la inversión (ROI) para la gerencia de la mina.

Jeremy Rozelle, metalurgista senior en la mina de oro Haile de OceanaGold, ofreció su experiencia con las cribas Derrick G-Vault. “Luego del primer control a las seis semanas, se determinó reemplazar todas las cribas entre etapas en nuestra operación con las cestas Derrick G-Vault,” dijo Rozelle. “Esta decisión se basó principalmente en el rendimiento. Durante las primeras seis semanas del ensayo, ninguna de las cestas tuvo que ser retirada por parte de operaciones por razón alguna. El rendimiento en el circuito aumentó, permitiendo a la vez a los operadores concentrarse en otras tareas. El desgaste en los paneles de la criba probados fue mínimo o nulo durante el ensayo.”

Compartir