Ya sea que estén operando bajo tierra o en el piso de una planta de procesamiento, las correas transportadoras son vitales para la automatización de una operación. Pero aún así, necesitan la interacción humana para funcionar eficazmente, por lo que siempre habrá preocupaciones de seguridad cuando se requiere el contacto humano con un equipo.

El nivel de seguridad de una correa transportadora comienza por saber cómo está diseñada, explica Andrew Parker, vicepresidente de CDM Systems Inc. “Cubrir las piezas móviles e impedir el acceso a materiales que suelen desplazarse a altas velocidades son importantes puntos de partida,” dijo Parker. “Cuanto más se pueda minimizar el contacto humano con una correa transportadora o evitar que cosas como los cordones de botas o mangas de camisa queden atascados en un eje girando a 2.000 rpm, mejor serán sus probabilidades de tener una operación segura.”
Lee mas