El mayor rubro exportador del Uruguay es la carne y sus derivados que rondan los 1.300 millones de dólares por año; por turismo las entradas de divisas se sitúan en el orden de los 1.200 millones, en tanto por la actividad del sector forestal se alcanza los 1.000 millones. La explotación de hierro a través de Aratirí -el primer proyecto de megaminería de hierro a cielo abierto del Uruguay- presume ingresos superiores a los 1.500 millones de dólares por año.

Aratirí maneja actualmente una inversión de 3.000 millones de dólares (por lejos la mayor inversión privada en el país; Botnia, actual UPM, fue de 1.200 millones), que incluye la planta donde se trituraría la roca para extraer por imanes (no productos químicos) el mineral de hierro, embalse de relave de agua, el mineroducto de agua doble para transportar el producto (el mismo líquido que lo lleva vuelve luego al embalse) de una extensión de 212 kilómetros hasta las costas de Rocha, donde se instalará un puerto de aguas profundas para los barcos contenedores que trasladarán el material. Según datos de la empresa, se procesarían por año 55 millones de toneladas de roca para extraer 18 millones de toneladas de hierro (un 30%) y se explotaría durante un lapso de 20 años, tiempo estimado para agotar el mineral. El precio actual en el mercado es de US$ 170 la tonelada de hierro, aunque cinco años antes se situaba en US$ 60. El cálculo de lo que se puede percibir está basado en una cifra promedio y conservadora, que oscilará de acuerdo con la cotización internacional. El proyecto Aratirí también asegura que ocupará a 1.500 personas en forma directa, en tanto unas 15.000 se beneficiarán en forma indirecta y el Presidente Mujica estimó que quedarán para las arcas del Tesoro unos US$ 500 millones anuales.

Compartir