Vale anunció a fines de Julio del 2010 que ofrecería comprar hasta el 100% de las acciones comunes de Paranapanema S.A., sujeto a la compra de a lo menos el 50% más uno de acciones comunes. Paranapanema es el principal productor de Brasil de cobre refinado, con activos que incluyen una refinería/fundición de cobre y tres plantas que producen productos semi-terminados de cobre. También posee un 99,09% de participación en Cibrafértil, que opera una planta fertilizadora de fosfato. El pago en efectivo estaba programado para el 1 de Septiembre del 2010, y valoró a Paranapanema en más de R$ 2 billones (US$1,1 billón).

La refinería/fundición de cobre Paranapanema está ubicada en el distrito industrial de Camaçari, estado de Bahía, y es el único productor de Brasil de cátodos de cobre LME certificados. Tiene una capacidad actual para producir 220.000 tm/año de cátodos y tiene un proyecto de expansión en progreso para aumentar su capacidad hasta 277.000 tm/año.

Las tres plantas de productos semi-terminados de cobre tiene una capacidad para producir 78.000 tm/año de láminas, barras, tubos, accesorios y otras aleaciones de cobre. Dos de las plantas están en el estado de São Paulo, y la otra está en Espírito Santo.

Cibrafértil está ubicada en Bahía y está conectada a la fundición Paranapanema por líneas de ductos. Tiene una capacidad de producción de 306.000 tm/año de superfosfato simple.

Vale dijo que si su oferta tiene éxito, realizará estudios que podrían derivar en la reorganización de Paranapanema y/o de sus activos.

En la misma declaración que anuncia su oferta por Paranapanema, Vale dijo que uno de sus objetivos estratégicos de mediano plazo es llegar a ser un productor de cobre líder en el mundo. Vale actualmente ha combinado capacidad de producción de 300.000 tm/año de cobre en concentrados producidas en su mina Sossego, en Carajás, Brasil, y el cobre producido como un subproducto del níquel en Sudbury y en la Bahía de Voisey, Canadá.

Vale actualmente está explotando dos proyectos de cobre, Salobo, en Carajás, con capacidad de producción de 100.000 tm/año, y Três Valles, en Chile, con capacidad de producción de 18.000 tm/año, con puestas en marcha programadas para el 2011 y 2010, respectivamente. La explotación del proyecto Konkola North, en Zambia, con capacidad de 40.000 tm/año, comenzará este año. La compañía también tiene varios proyectos de cobre menos avanzados.

La adquisición de Paranapanema permitirá a Vale explotar proyectos de cobre que contienen ciertos contaminantes, dice la declaración de Vale: “El ajuste de la fundición para procesar estos concentrados es factible desde un punto de vista técnico y económico y mejorará las condiciones económicas para el tratamiento de estos concentrados, permitiendo así expandir la producción más rápidamente de los metales de  Vale durante los próximos años.”

Compartir