Stingray Copper, una compañía junior Canadiense con sede central en Toronto, está procediendo con la explotación de su proyecto cuprífero El Pilar en Sonora, México, 45 km al noroeste de la mina de cobre Cananea del Grupo México, y a 15 km de la frontera de México con los EEUU. Stingray adquirió el proyecto cuando compró Noranda Exploración México a Xstrata en Abril del 2007. En base a los resultados de un estudio de factibilidad definitivo publicado en Abril del 2009, el directorio de Stingray ha aprobado la explotación, sujeta al financiamiento, de una mina a cielo abierto de bajo costo e instalaciones de extracción por solventes y electro-obtención para tratar reservas de óxido y producir cátodos de cobre de Ley “A” LME.

El diseño del proyecto “El Pilar” pronostica una producción de 35.000 tm/año de cátodos durante un periodo de 14 años. El plan minero está basado en reservas probadas y probables de 229,7 millones de tm, promediando un 0,31% calculado de cobre total a un corte de 0,15% de cobre total. La extracción a rajo abierto será realizada por un contratista minero, seguido por chancado, transporte y apilamiento del mineral en una cancha de lixiviación operado por el dueño. La relación de desmonte en la vida útil de la mina se estima en 1.61:1, estéril/mineral.

La planta de chancado de “El Pilar” tendrá el tamaño suficiente para entregar 48.000 tm/d de mineral a las canchas de lixiviación para el tercer año de operación. Los costos de capital inicial se estiman en $209 millones, incluyendo los costos de una planta de co-generación de ácido/energía. El costo en metal de operación del proyecto se calcula en $1.20/lb de cobre.

Compartir