Los acuerdos adoptados entre la provincia de Candarave y la empresa Southern Perú como parte de la mesa de diálogo, comenzaron a materializarse. La minera empezó entregando la planta de tratamiento de aguas residuales de Huanuara.

La obra tendrá una vida útil de 20 años y evitará que los residuos de los desagües contaminen el medio ambiente. Más de 500 personas del distrito de Huanuara son los beneficiados.

Además, la planta permitirá utilizar el agua, luego de ser tratada. Con ella, los pobladores podrán regar plantas de tallo alto y jardines.

El financiamiento fue con los recursos de la Asociación Civil Ayuda del Cobre de Southern Perú. Tratará hasta 96 metros cúbicos de agua al día, mediante procesos bioquímicos.

Al tiempo de entregar la obra, la minera colocó la primera piedra del proyecto “Mejoramiento del Reservorio e Infraestructura de Riego de Isañani.  Los trabajos incluyen el revestimiento en concreto para optimizar el uso del recurso hídrico.

Compartir