La producción minera en Perú proyecta un incremento superior al 7.4 por ciento el año próximo, indicó el analista senior de la agencia de evaluación económica Scotiabank, Erika Manchego.

La ejecutiva precisó que la expectativa de este sector espera que para el 2015 y 2016 la producción minera continuará su ascenso hasta superar el 10 por ciento en promedio.

Según Manchego, el auge de la actividad minera en Perú estará influenciado por la puesta en marcha de varios proyectos, especialmente explotación de cobre como Las Bambas, ubicada en la región surandina de Apurímac, que entrará a operar en 2014.

La producción de este proyecto alcanzará las 400.000 toneladas de cobre metálico en concentrados anuales durante los primeros nueve años y en cuya ejecución se harán inversiones por más de 4.230 millones de dólares.

Manchego también resaltó el próximo inicio de operaciones del proyecto Toromocho, en la región centroandina de Junín, ejecutado por el consorcio Chinalco de China, y cuyo funcionamiento tendrá un impacto importante en la producción minera de este país a partir del próximo año.

En plena operación este proyecto minero espera producir alrededor de 167.000 toneladas en 2014, 207.000 toneladas en el 2015 y 218.000 toneladas en 2016.

Toromocho es considerado el segundo proyecto cuprífero más grande a escala mundial y en la ejecución de las obras la empresa Chinalco tiene en plan inversiones por más de 3.500 millones de dólares.

Otros proyectos, que entrarán en funciones a partir del próximo año, también contribuirán a aumentar la producción de oro, plata, zinc y plomo en este país andino, cuya economía es esencialmente minera.

Este año, la producción minera en Perú registró un aumento leve que apenas llegó al 1.6 por ciento debido a la crisis en los mercados internacionales, pero a partir del próximo año se espera un repunte sostenido, fomentado por los proyectos en marcha.

Compartir