El presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Manuel Benítez, aseguró que esa industria “provoca el interés de los países líderes de la economía mundial” y que concluyó 2010 con 4.500 millones de dólares en exportaciones.

Al hablar al cierre de la expo “Arminera”, Benítez pronunció el tradicional discurso de festejos del Día de la Minería ante funcionarios macionales y provinciales y empresarios del sector.

Según Benítez, la minería es apoyada por “la racionalidad de los modernos métodos productivos y la serena convicción de que el medio ambiente es un valor que debemos preservar con las mejores prácticas de una minería absolutamente sustentable”.

“Arminera” se realizó este año con empresarios de Alemania, Austria, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, China, Finlandia, Gran Bretaña, Perú, Polonia, Rusia, Sudáfrica y otros países “cuyos profesionales e inversores valoran y ayudan a sostener el impulso de una minería argentina que no se detiene ni se detendrá ante dificultades u obstáculos coyunturales”.

El presidente de la cámara aseguró que el sector minero le proveyó a la economía argentina un valor bruto de producción superior a los 6.500 millones de dólares el año pasado.

Una buena noticia para el sector fue el “acuerdo nacional de promoción del dialogo social de la industria minera” firmado al final del año pasado con el gobierno nacional, que tiene como objeto garantizar la estabilidad y previsibilidad de la actividad minera”.

Benítez remarcó que la previsibilidad “es un factor clave para el clima de negocios y en particular para el sector minero, por la naturaleza misma de sus inversiones y su ejecución en el tiempo”.

Desde comienzos del 2003 los proyectos mineros en Argentina, relató el empresario, han crecido exponencialmente ocupando hoy a más de 270.000 compatriotas. Y las exportaciones mineras argentinas alcanzaron en 2010 un nivel récord de más de 4.500 millones de dólares.

“Esta pujanza se ve traducida también en la apuesta al futuro que representan los estudios de prospección y exploración de nuevos yacimientos. Así, se batió un nuevo record anual, con más de 730.000 metros de perforaciones de exploración ejecutados durante 2010″, concluyó.

Compartir