Inversión en proyectos de exploración por región minera en el Perú.

A pesar de la actual pandemia, se espera que las inversiones mineras en el Perú mantengan su dinamismo, y buenos resultados en miras el 2021 impulsados por los proyectos Quellaveco, Mina Justa y la Ampliación de Toromocho

Durante muchos años, el Perú ha sido considerado como uno de los principales países mineros del mundo, actualmente clasificado como el segundo mayor productor de cobre del mundo; se encuentra entre los cuatro mayores productores de plata, plomo, zinc, estaño y molibdeno. Debido a la pandemia del Covid-19 que todos conocemos, el sector minero de ese país sufrió, al igual que el resto de la industria en mayor o menor grado, alteraciones en los ritmos productivos y en las dotaciones de personal en terreno de las diferentes faenas. Se implementaron protocolos internos y actualmente, las actividades mineras en Perú están volviendo lentamente a la normalidad gracias a un plan de reactivación minera de 4 fases implementado por el gobierno peruano:

Fase 1: Retorno a las operaciones de la gran minería — principales compañías mineras.

Fase 2: Reinicio de las actividades de exploración.

Fase 3: Retorno a las operaciones de la mediana minería.

Fase 4 (y final): Se retoman congresos, seminarios, reuniones y ferias mineras.

Sin duda, la minería será una prioridad para volver a la normalidad, pero no será fácil. Se enfrentará a grandes retos a la hora de retomar las actividades del día a día. Invertir en exploración minera será otro tema de análisis y que al parecer se supeditará al avance que se logre en la primera fase de la reactivación.

Según el Dr. Miguel Cardozo, Directo del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), el PIB de Perú caerá de 4 a 20% debido a esta menor actividad en el sector minero. “La minería lidera la inversión privada y representa más del 10% de las exportaciones del país.” Cardozo también dijo que es obligatorio que toda empresa minera que opere en Perú mantenga los más altos estándares de seguridad y extienda los turnos durante la operación. “Los turnos probablemente se moverán a un sistema de 30 (encendido) x 15 (apagado). No debería haber reducción de personal en la minería porque las empresas intentarán mantener o incluso aumentar sus tasas de producción actuales el próximo año. Además, creo firmemente que la exploración no debe posponerse ni suspenderse. Creo que las empresas mineras en Perú aprovecharán la innovación para mantener costos y flujos de caja razonables,” agregó.

Un País con Gran Dinamismo Minero

El sector minero es y siempre ha sido muy importante para la economía nacional del Perú. Tradicionalmente ha contribuido aproximadamente la mitad de los ingresos de exportación del país. Perú es uno de los países más mineralizados del mundo. Actualmente alberga a algunas de las principales compañías mineras del mundo, incluidas Glencore, Freeport-McMoRan, Rio Tinto, Anglo American, MMG, Teck, Chinalco y Barrick. Desde la liberalización de la industria en la década de 1990, se han desplegado inversiones locales y extranjeras para desarrollar las principales minas modernas. Perú tiene una riqueza mineral bien reconocida. Es considerado uno de los diez países minerales más ricos del mundo. Es uno de los mayores productores mundiales de metales básicos y preciosos. Actualmente, es el segundo mayor productor mundial de cobre y también es uno de los principales productores de oro, plata, zinc, entre otros minerales. Perú posee el 10.0% de las reservas mundiales de cobre, el 4.8% de su oro, el 19.6% de su plata, el 9.1% de zinc, el 7.2% de plomo y el 2.3% de las reservas de estaño, según los datos más recientes publicados por el Servicio Geológico de EE. UU.

Según estimaciones de fuentes oficiales, hoy el sector minero representa casi el 10% del PIB, mientras que los ingresos por exportaciones de minerales alcanzaron los US$28,9 mil millones en 2018, lo que representa el 58,9% de las exportaciones totales del país. El cobre fue el principal metal de exportación, en términos de valor, seguido de oro, plomo, zinc, hierro, plata, estaño y molibdeno. El sector minero también es importante para la generación de empleo para miles de peruanos y representa una de las principales fuentes de ingresos fiscales.

Perú tiene alrededor de 200 minas en operación, y una amplia cartera de grandes proyectos que actualmente están en espera de ser desarrollados por un valor de US$57.8 mil millones. El Reino Unido es el mayor inversor extranjero en proyectos mineros en Perú, seguido de China, Canadá y México. De las nuevas inversiones mineras que se espera desarrollar, se planea asignar US$40.9 mil millones a proyectos de cobre, que representan el 71% del total.

No Solo Oro

A pesar que desde un punto de vista minero Perú es un país eminentemente aurífero, analizando los proyectos en cartera según el mineral principal, en primer lugar, se encuentran los proyectos cupríferos con un monto de inversión de US$262 millones distribuidos en 18 proyectos de exploración en cartera. A este grupo, pertenecen proyectos como Chapitos y Zafranal en Arequipa, con montos de inversiones de US$83 y US$47 millones, respectivamente. Por su parte, el proyecto Pampa Negra, ubicado en Moquegua, registra US$45 millones de presupuesto para actividades de exploración. Seguidamente, los proyectos auríferos muestran un liderazgo en cuanto a cantidad de proyectos ya que suman 21 proyectos y un presupuesto de inversión acumulado de US$90 millones. En ese sentido, se busca alcanzar una mayor producción aurífera a largo plazo mediante el desarrollo de proyectos como: Illari de Newmont Perú S.R.L. y Cerro Negro de Minera Yanacocha S.R.L., ubicados en la región de Lima y Cajamarca, respectivamente.En el tercer lugar, se encuentran los proyectos argentíferos, con un total de 13 proyectos en el portafolio y una inversión conjunta de US$82 millones. Asimismo, entre los que destacan en este grupo, se encuentra el proyecto Yumpag de Compañía de Minas Buenaventura S.A.A. en el departamento de Pasco con una inversión de US$20 millones, así como el proyecto Berenguela en Puno, de Sociedad Minera Berenguela S.A.

El Instituto Nacional de Estadísticas e Informática del Perú informó que el incremento de la producción minera peruana, desde octubre del 2019, continuó en enero del 2020 al crecer un 2.82%, según se cree, debido a los buenos desempeños de la producción de todos los minerales, excepto del cobre y el oro. Estos registraron caídas de -5.01% y -5,72% respectivamente.

En un contexto en que la cotización del cobre comenzó a descender por el impacto del coronavirus covid-19 en la economía china, la producción de cobre disminuyó en 5.01%, por los menores niveles registrados en operaciones como Las Bambas, Hudbay, Antapaccay, Cerro Verde y Chinalco. Ello fue atenuado parcialmente por el alza de la producción de Antamina y Southern Perú.

Por su parte, el oro, cuya cotización ya se beneficiaba de la incertidumbre en la economía internacional, registró una caída de la producción de -5.72%, ante el menor nivel de extracción en Barrick Misquichilca, La Zanja, Minera Caravelí, Laytaruma, y los productores artesanales; mientras que Shahuindo, Yanacocha y Minera Veta Dorada reportaron incrementos en la producción.

Respecto de otros minerales, tales como la plata, el zinc o el molibdeno, que representan el 50% de la producción minera del país, estos registraron incrementos en su actividad productiva en enero del 2020. La producción de zinc creció 28.01%, influido por el desempeño productivo de Antamina, Los Quenuales, Minera Shouxin Perú, Sociedad Minera El Brocal y Volcan. La producción de hierro que creció 66,07% se debe a la ampliación de operaciones de Shougang.

El aumento de 17.54% en la producción de plata se debió a un mayor desempeño de Buenaventura, Antamina, Los Quenuales, Volcan, Óxidos de Pasco y Southern Perú. Mientras que el aumento de 11.27% en la producción de molibdeno está asociado a la operación de la nueva planta de este mineral en la unidad de Toquepala de Southern Perú. También Antamina, Hudbay Perú y Chinalco reportaron aumentos.

Finalmente, la producción de plomo aumentó en 5.97%, por el mayor volumen registrado en Los Quenuales, Buenaventura, Administradora Cerro, Pan American Silver Huaron, Volcan y Minera Kolpa. Asimismo, la producción de estaño de Minsur creció en 29.82%.

La multinacional Anglo American, por ejemplo, ya retiró a personal no esencial del trabajo en terreno en su proyecto Quellaveco a mediados de marzo, manteniendo solo a aquellos que desempeñaban trabajos críticos. El CEO de Anglo American, Mark Cutifani, afirmó en abril que espera inicio de la producción para el 2022. En aquellas faenas que ya están en producción, como Yanacocha (la mina de oro más grande de Perú operada por Newmont), actividades críticas como la lixiviación en pilas y el mantenimiento han continuado, en tanto que se reducían otras operaciones. Mientras tanto, MMG ha declarado Fuerza Mayor para el abastecimiento de concentrado de cobre de su faena minera Las Bambas.

Otro acontecimiento de importancia reciente que fue noticia en el ámbito minero peruano fue la salida del Gerente General de la Compañía de Minas Buenaventura,  Víctor Gobitz Colchado, quien dejaba su cargo a partir del 31 de Agosto. Gobitz asumirá la presidencia y se convertirá en el nuevo CEO de la compañía minera Antamina.

Compañía de Minas Buenaventura es el mayor productor de metales preciosos de capitales peruanos y opera varias unidades mineras, entre las que destacan Orcopampa, Uchucchacua, Julcani, Tambomayo, Marcapunta, La Zanja, Coimolache y Tajo Norte. Además la empresa tiene participación en importantes minas tales como El Brocal y Yanacocha.

Tía María

El emblemático proyecto minero Tía María, de propiedad de Southern Copper Perú, se ubica en el Valle de Tambo. Cuando se materialice, La Tapada será el primer yacimiento en ser explotado, luego, entrarán en operación ambos yacimientos y, finalmente, se explotará Tía María. Distancias desde el punto más cercano del proyecto Tía María a: El Fiscal 3.7 kilómetros, Cocachacra 7 kilómetros de distancia.

El complejo minero procesará óxidos de cobre de los yacimientos La Tapada y Tía María, ambos están ubicados en desierto La Joya. El punto más próximo del proyecto al valle de Tambo se encuentra a una distancia de 2.5 kilómetros, en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay, región Arequipa.

En una reciente visita a Arequipa del actual Presidente del Perú, Martín Vizcarra, el mandatario aseguró que el gobierno “no insistirá en proyectos con problemas” y que aquel debate deberá tener lugar en el próximo gobierno.

Lo anterior fue refrendado por el Jefe de Gabinete, Pedro Cateiano, quien sostuvo que el actual gobierno no tiene contemplado llevar adelante el proyecto en dentro de su agenda.

Compartir