La minera Exar, controlada por la canadiense Lithium Americas, invertirá $ 1.952 millones de 2013 a 2018 para desarrollar un proyecto de litio en el salar de Cauchari-Olaroz, en Jujuy.

El Gobierno jujeño autorizó a la empresa, por decreto, a comenzar a producir carbonato de litio y construir el proyecto en ese salar del Departamento de Susques.

Por el decreto provincial, Exar deberá proveer de litio a Jujuy para agregar valor localmente. Así, garantiza la provisión de litio u otros minerales que se extraigan (hasta el 5% de la producción anual) para una eventual instalación de industrias vinculadas en Jujuy, informó el Ministerio de Industria.

Para 2016, Exar prevé cubrir el 9,2% de la demanda mundial, en tanto que para 2018 proyecta abastecer a cerca del 14% del mercado global. El CEO de Exar, Waldo Pérez, y el vicepresidente, Mario De Pablos, anunciaron el proyecto a la presidenta Cristina Fernández, que estuvo acompañada por los ministros de Industria, Débora Giorgi, y de Planificación Federal, Julio de Vido.

El proyecto prevé producir 20.000 toneladas de carbonato de litio por año, con 200 empleados, y contempla dos etapas, en 2015 y en 2018.

La empresa prevé exportar la producción y llegar a vender por entre u$s 164 millones y u$s 252 millones.

Se estima una disponibilidad del recurso en 40 años, con bajo costo de explotación por el acceso a energía a través de un gasoducto cercano.

El litio es un metal con amplios usos: en la industria del aluminio, para fabricar vidrio, cerámicas, grasas y lubricantes; revestimiento continuo, tratamiento con aire, caucho y fabricación termoplástica, en el área farmacéutica y, sobre todo, en baterías.

Argentina, Chile y Bolivia concentran casi el 70% de los yacimientos mundiales de salmueras de litio. Además del sector electrónico y de tecnología, que utiliza litio en las baterías, se espera que la industria automotriz impulse su demanda con las baterías de ion de litio (Li-Ion) para autos eléctricos e híbridos.

Compartir