Milpo, segundo productor de zinc del Perú, desactivó su unidad minera Chapi, localizada en Moquegua, como resultado de la decreciente producción y altos ratios de desbroce que esta venía generando en los últimos meses.

La desactivación tuvo lugar en noviembre último. Voceros de la empresa comentaron a El Comercio que desde entonces la mina se encuentra en fase de exploración para ubicar nuevas reservas.

Según un reporte del BCP, esta situación ha vuelto “más preponderante el desarrollo de Chapi Sulfuros, la segunda fase de dicha operación, que apunta a una capacidad de 30.000 tpd, todavía bajo estudios”.

El proyecto Chapi Sulfuros busca aprovechar los recursos de cobre en sulfuros de la unidad minera, estimados en 450 millones de toneladas.

En el contexto de este proyecto, Milpo construirá una planta de flotación para producir concentrados de cobre.

Menor utilidad
BCP estima que la utilidad neta de Milpo se habría reducido 85% durante el 2012, de US$133 a US$20 millones, debido al cierre de Chapi y a la inversión efectuada en la ampliación de Cerro Lindo (Ica), que concluyó a fines del año pasado.

Para el 2013, BCP prevé una recuperación en los resultados de la empresa minera, pues Cerro Lindo trabajará a capacidad plena.