Los gobiernos de Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Brasil se reunieron en Buenos Aires recientemente y firmaron la Declaración Minera del Tratado Mercosur. Esta declaración, relativa a los mercados comunes del Sur, rechaza las restricciones que la Unión Europea aprobó en Mayo pasado y que demandan una prohibición del uso de cianuro en la minería de ese continente para fines del 2011. La iniciativa de la EU enfatiza las amenazas medioambientales que causa el cianuro, tales como la contaminación del agua y de la biodiversidad.

El tratado Mercosur rechaza la iniciativa ya que se considera restrictiva para la industria minera, una de las industrias más lucrativas de América Latina, al poner trabas a la industrialización y al desarrollo del sector minero.

Si la unión Europea deja de comerciar con América del Sur, perdería uno de grandes mercados, puesto que muchos de los minerales extraídos en Sudamérica serían ilegales de exportar y procesar en ese continente. El Ministro de Minería de Argentina, Jorge Mayoral declaró que la prohibición al cianuro, si es aprobada, “ignoraría la autonomía de nuestros países” y actuaría como una barrera al comercio internacional.

Compartir