La Empresa Metalúrgica de Karachipampa (EMK), que está en plena producción de lingotes de plomo de alta calidad, recibirá una inyección económica en maquinaria y equipo de alta tecnología por 40 millones de bolivianos, informó el ministro de Minería de Bolivia, César Navarro.

Navarro explicó que la EMK opera actualmente con 250 trabajadores y anunció la incorporación de 100 técnicos profesionales para optimizar su producción.

“Karachipampa tiene 250 trabajadores y se requiere de manera inmediata 100 personas más”, remarcó en un contacto la prensa.

Precisó que la inversión anunciada será financiada por la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y aseguró que es necesaria para cumplir las metas trazadas, entre ellas, exportar 20.000 toneladas anuales de plomo metálico, construir una estación de llenado de botellones de oxigeno y producir cada año 3,8 millones de onzas troy de plata.

Compartir