La propuesta para abrir una mina de potasa de 1.02 billones de dólares en el sureste de Nuevo México podría recibir un incentivo financiero por parte de inversionistas asiáticos, según informan funcionarios de la compañía.

Intercontinental Potash Corp. informó que inversionistas privados de China y un banco de Japón han mostrado interés en el llamado Ochoa Project, según reportaron los medios a principios de esta semana. La compañía quiere abrir una mina subterránea en el sur del condado de Lea para extraer mineral de polihalita.

El portavoz de Intercontinental, Randy Foote, dijo que él no podía nombrar en específico a los inversionistas debido a que la compañía ha firmado acuerdos de confidencialidad con ellos. Pero Foote indicó esperar que la compañía continúe recaudando dinero para el proyecto durante el transcurso de este año y que posiblemente estará lista para dar inicio a la construcción de una planta procesadora el año entrante.

Cualquiera que pueda recaudar 1 billón de dólares sabe que existe un proceso, no es algo que se haga de la noche a la mañana”, dijo Foote. “La mayoría de estos proyectos toman alrededor de un año para poder recaudar fondos”.

El plan de la compañía es construir una planta procesadora, requiriendo así la perforación de pozos de agua, la instalación de tuberías y el almacenaje de relaves.

Anteriormente en el año, un memorando del Departamento de Hidrología, perteneciente a la Oficina de Ingeniería Estatal de Nuevo México, indicó que podrían pasar 500 años para reponer la salmuera sacada de un acuífero de Carlsbad si la mina de potasa opera por 50 años.

El memorando añade que no se espera que la mina propuesta en el sureste de Carlsbad afecte al agua potable de la ciudad, pero que es posible que tenga algún efecto sobre la fuente de agua subterránea.

Pruebas mostraron que si la mina utiliza 6 mil 400 acres-pies de agua cada año en el lugar por 50 años, tendrían que pasar 500 años para que el acuífero Capitan Reef se reponga sin ayuda humana, de acuerdo con el documento.

Capitán Reef es el mismo acuífero que abastece el agua potable de Carlsbad, pero la compañía de potasa extraería el agua del lado contrario de la reserva.

Compartir