A través de un inédito sistema, la minera Los Pelambres dio inicio al cierre del tranque de relave Los Quillayes en el valle de Choapa.

Se trata de la fitoestabilización con la cual, mediante la plantación de especies arbóreas nativas como el algarrobo, se removerán los metales inorgánicos presentes en los suelos donde se realizaban las faenas mineras.

El proyecto tuvo su génesis el 26 de octubre del 2008 cuando se firmó el compromiso de cierre entre la empresa y las comunidades aledañas. A partir de ahí, se comenzaron a buscar fórmulas para efectuar el proceso de retiro de la empresa, dejando el menor daño ambiental posible.

Fue así como se iniciaron las mesas de trabajo entre dirigentes vecinales y la minera, donde se concluyó que la fitoestabiización era el mejor camino.

En total fueron 30 hectáreas del tranque las que, a modo de ensayo, se llenaron de especies vegetales producidas por vecinos del lugar, en un vivero en la localidad de Cuncumén.

En presencia de altas autoridades Chilenas, incluidos el ministro de Minería Hernán de Solminihac, el presidente del Senado, Jorge Pizarro, y ejecutivos de la empresa, comenzó formalmente el proceso de cierre del tranque, en el que se plantarán 400 hectáreas de aquí a 15 años más como máximo.

Compartir