La primera iniciativa que Codelco Incuba llevó adelante fue en el área acuícola, con la creación de Ecosea Farming, junto a otras entidades, para desarrollar jaulas con aplicaciones de cobre para la industria salmonera y que son más resistentes y con propiedades bactericidas y virucidas. Pérez explica que actualmente tienen más de 60 sistemas de cultivos en operación y, gracias a la creación de un fondo de capital privado por US$100 millones, esperan llegar a 400 en Chile. Y están próximos a instalarse comercialmente en Europa.

También están potenciando el rubro textil y hace pocas semanas lanzaron junto a Monarch, InnovaChile y Copper Andino, los primeros calcetines con fibras de cobre que permiten eliminar hongos, olores, infecciones bacterianas y mejorar la cicatrización de heridas. Apuestan también por nuevas soluciones en el área antisísmica, en el transporte público (pasamanos de cobre bactericida en el metro), equipos de seguridad, entre otros. “En Chile están las condiciones para hacer esos desarrollos, por lo tanto podemos generar nuevas soluciones tecnológicas sobre diversas materias,” señala Pérez.

Compartir