Las empresas Glencore y Xstrata anunciaron que han alcanzado un acuerdo sobre los términos finales de su fusión, de la que surgirá la cuarta compañía minera mundial, en una operación valorada en unos 37.000 millones de dólares.

Conforme al plazo que se habían fijado de común acuerdo, ambas mineras confirmaron la aceptación por parte de Xstrata de la propuesta de Glencore de pagar 3,05 de sus acciones por cada una de la primera.

La oferta inicial, que era de 2,8 acciones, fue considerada insuficiente y rechazada por varios accionistas de talla y de manera muy explícita por el segundo más importante, el fondo soberano de Catar.

Glencore es actualmente el mayor accionista de Xstrata, con un 34 % de participación.

El valor que está dispuesto a pagar la empresa de origen británico, Glencore, por la suiza Xstrata implica una prima del 17,6 % con respecto a inicios de febrero, cuando se planteó la el interés de que ambas unieran sus fuerzas.

La prima alcanza el 25,5 % con respecto a la media de los tres días previos -entre el 3 y 6 de septiembre pasado- al anuncio de Glencore de que estaba dispuesta a mejorar los términos de su oferta.

La estructura directiva se mantendrá intacta, con la excepción de que Mick Davis, actual consejero delegado de Xstrata, dirigirá el grupo fusionado por un periodo de seis meses.

Una vez cumplido ese periodo, Ivan Glasenberg, quien actualmente el consejero delegado de Glencore, pasará a serlo de la nueva compañía.

En el ámbito jurídico, ambas firmas indicaron que el esquema de acuerdo deberá ser aprobado por una instancia jurisdiccional para garantizar que una mayoría significativa de accionistas de Xstrata acepta la fusión.

La compañía que surgirá de esta operación tendrá una capitalización aproximada de 70.000 millones de dólares, en función de los precios actuales del mercado.
Ambas firmas, con intereses en todo el mundo y numerosas operaciones en América Latina, tienen su domicilio fiscal en el cantón suizo de Zoug y cotizan en la Bolsa de Valores de Londres.

Compartir