A la fecha ya tiene desembolsado unos US$ 4,000 millones en proyecto de cobre. Tiene plazo hasta agosto de este año para presentar a potencial comprador al Mofcom.

La empresa Glencore Xstrata está pasando por una situación de incertidumbre respecto a su proyecto cuprífero Las Bambas, en Apurímac.

En un artículo publicado por el periódico británico Financial Times (FT), se manifiesta que el problema sobre este activo es la falta de interés de potenciales compradores por un tema del precio.

“Beijing tiene mucho interés en que los suministros de cobre se mantengan diversificados”, señala el diario. Pero los compradores –de los cuales se espera que sean de capitales chinos- todavía no se presentan y, a estas alturas, no estarían deseosos de pagar tal como esperan por el proyecto peruano.

El Ministerio de Comercio de China (Mofcom) quiere que Glencore Xstrata venda el proyecto de Las Bambas, como condición para que se ponga en marcha la fusión entre las dos mineras. Glencore Xstrata tiene plazo hasta agosto de este año para presentar al Mofcom a un posible comprador. “No obstante, la primera preocupación de los accionistas debe ser que la mina se venda al precio justo”, señala Financial Times.

Alternativas

Además agrega que, en el caso de que Glencore mantenga Las Bambas, las autoridades chinas también lograrían ser compensadas con una probable venta de otros dos activos de cobre que satisfagan sus demandas.

Así, de conservarse Las Bambas, el proyecto generaría para Glencore efectivo neto en los dos años posteriores a su puesta en operación. “La presunción es que Glencore Xstrata siga con la venta del activo, mientras espera que las ofertas lleguen”, dice FT.

Incluso un precio bajo para Las Bambas sería un buen negocio para la empresa y “un bonito regalo para los accionistas”, ya que representaría un 6% del valor de Glencore Xstrata. A la fecha, ya se tienen desembolsados unos US$ 4,000 millones por el activo minero.

“La certeza de una venta tiene un valor único. Glencore es a la vez minero y comercializador. Los flujos de efectivo de trading son difíciles de predecir y, en lo que respecta al sector minero, Glencore ha demostrado ser mejor en la compra de activos que en su construcción”, dice FT.

Compartir