Debido a las continuas interrupciones laborales en su faena El Cubo, como también por las inaceptables demandas financieras hechas por el personal sindicalizado, Gammon Gold anunció recientemente que ha despedido a cerca de 400 mineros del sindicato durante mediados de Junio y está en proceso de formular cargos criminales en contra de siete ejecutivos del sindicato. Las operaciones en la mina El Cubo han sido suspendidas indefinidamente.

Gammon creía que El Cubo tenía el potencial para ser razonablemente económica, pero la compañía dijo que su viabilidad económica ha sido socavada por un legado de baja productividad sindical. En una declaración, la compañía dijo que esta baja productividad surge de un obsoleto convenio colectivo y una oficina ejecutiva sindical entrometida que parece haber puesto su propio interés por encima del sustento de sus trabajadores, sus familias y las comunidades locales. La mina El Cubo se pondrá en cuidado y mantención hasta que la gerencia determine su siguiente curso de acción.

“A pesar que la compañía sigue creyendo en el potencial de su propiedad, los actuales cambios causados por las implacables distracciones por las interrupciones del sindicato y el rendimiento por debajo de lo óptimo, han vuelto a la mina El Cubo antieconómica, y cualquier futura inversión, incluyendo el tiempo y el esfuerzo de la gerencia, no se justifica.” declaró Rene Marion, presidente y CEO, Gammon Gold.

Desde el 2008, la Compañía ha invertido en nuevos equipos, ha introducido técnicas mineras más eficientes, ha lanzado un calendario de trabajo más efectivo, ha mejorado significativamente el desempeño en materia de seguridad de la mina, ha introducido un programa de bonos y ha lanzado un programa de exploración agresivo y estratégico. No obstante, esta inversión no ha entregado los mejoramientos a la productividad anticipados debido a la permanente resistencia del sindicato de trabajadores a impulsar plenamente estas iniciativas estratégicas, según afirma la compañía.

Compartir