Minera Escondida paralizó por dos o tres meses el proyecto Fase V, que considera US$ 4.500 millones de inversión y que permitirá aumentar de 1 a 1,3 millones de toneladas su producción al 2015. Según informa el diario La Tercera, esta medida se tomó tras el conflicto con los trabajadores de la contratista BSK -conformada por las firmas Sigdo Koppers y Bechtel Chile- que se tomaron las faenas durante la semana pasada.

El matutino consigna a fuentes del proyecto, y asegura que hubo actos de vandalismo extemos al interior de la minera, bloqueos de caminos y vehículos y personas apedreadas.

El presidente del Sindicato Interempresa de Montaje Industrial y Obras Civiles (Sinami), Robert Saldía, dijo a La Tercera que el gerente de Recursos Humanos de BHP Billiton, Marcelo Montenegro, comunicó el pasado sábado a los trabajadores externos sobre la decisión de paralizar las obras durante uno o dos meses.

Las faenas se mantendrán suspendidas hasta que BSK solucione el conflicto con sus trabajadores, además, se consigna un comunicado interno de la compañía donde el acting president de BHP, Pedro Damjanic, anunció que la empresa está evaluando las acciones judiciales “respecto de los hechos que atentaron o hayan podido atentar contra la seguridad de las personas o instalaciones”.

El problema entre BSK y sus trabajadores comenzó en septiembre del año pasado durante negociaciones en las que los empleados aspiraban a mejores sueldos -de acuerdo a la media del sector- y también querían conseguir vuelos aéreos para los que necesitaban movilizarse de Santiago al sur. Ninguna de estas propuestas fue aceptada por la empresa y sólo algunos la firmaron.

Compartir