Hoy, Caletones captura sobre el 93 por ciento de sus emisiones de azufre y está a un punto de cumplir con la futura normativa.

 Unos 300 millones de dólares invertirá División El Teniente para adecuarse a la nueva norma de emisiones de fundiciones de cobre, cuyo anteproyecto fue presentado hace pocos días atrás por el Ministerio de Medio Ambiente. La propuesta del Gobierno plantea una exigencia de captura del 95 por ciento de azufre.

 

La Fundición Caletones captura en la actualidad sobre el 93 por ciento de azufre, gracias a la implementación del Plan de Descontaminación de Caletones -que implicó una inversión de 270 millones de dólares desde el año 1998- y a las mejoras continuas realizadas al proceso. Por lo anterior, el año 2011, Caletones emitió 61 mil toneladas de azufre (SO2).

 

El Gerente de Sustentabilidad y Asuntos Externos de División El Teniente, Flavio Angelini, afirmó que “la nueva norma nos exige que de poco más del 93 por ciento de captura de azufre, subamos al 95 por ciento. Para eso estamos invirtiendo 300 millones de dólares y nuestro objetivo es alcanzar esta meta, en lo posible, antes del plazo exigido por la nueva norma.”

 

Respecto a quiénes han informado que las emisiones de azufre de Caletones son similares a las que emite todo el parque termoeléctrico del país, cabe aclarar que la comparación es incorrecta. La generación termoeléctrica emite 140 mil toneladas de azufre al año, en tanto que Caletones emitió el año 2011, 61 mil toneladas, un 42 por ciento del total.

 

Del mismo modo, tampoco son correctas las afirmaciones que señalan a la Fundición Caletones como responsable relevante de la contaminación atmosférica del valle central de la Región de O´Higgins. Según estudios del propio Ministerio del Medioambiente, los principales causantes de la contaminación en la zona son la calefacción a leña y las quemas agrícolas.

 

En la estación de monitoreo que mide la calidad del aire en Coya, que es el sector poblado más cercano a Caletones, los índices marcan emisiones bajo la norma, lo que ratifica el cumplimiento de la normativa vigente por parte de la Fundición. Si esto ocurre con las mediciones realizadas en Coya, a 14 kilómetros de Caletones, difícilmente las emisiones de la Fundición pueden impactar en Rancagua, que está a 40 kilómetros de distancia, ni mucho menos en la Región Metropolitana, que se aleja otros 90 kilómetros.

 

“Estas afirmaciones son un mito que pudo generarse hace 20 años, cuando Caletones impactaba el medioambiente con el 100 por ciento de sus emisiones. Hoy, veinte años después, sólo emite el 6 por ciento”, puntualizó Angelini.

Compartir