La Empresa Boliviana de Oro (EBO) inicia sus actividades oficiales bajo la tuición de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y sus primeras acciones estarán centradas en la compra del mineral en tres sucursales –en Guayaramerín, Riberalta y San Ramón– en el oriente y amazonía de Bolivia, informó el Gobierno.
El viceministro de Desarrollo Productivo Minero de ese país, Héctor Córdova, informó que la Comibol tiene un capital de 2 millones de dólares para iniciar el emprendimiento estatal. El dinero será utilizado para la compra de al menos 16 kilos de oro mensuales.
“Se han destinado unos recursos para comprar las primera tongadas de mineral y luego esto se va a hacer circular. El presupuesto para esta primera fase es de 2 millones de dólares pero supone la apertura en tres lugares distintos del país”, explicó Córdova.
Informó que las Fuerzas Armadas se harán cargo de la seguridad de las operaciones de las tres sucursales de la Empresa Boliviana de Oro.
La segunda fase de operaciones de EBO comenzará el próximo año con la instalación de equipos para la explotación de las reservas de oro.
Existe la posibilidad –indicó Córdova– de que para el aprovechamiento de estos recursos el Estado constituya Sociedades Anónimas Mixtas (SAM) con las empresas que ya operan de forma legal en esos sectores.

Compartir