Marmato, Angostura y La Colosa son tres de los proyectos de oro más importantes en el país que están en etapa de exploración, pero que de cumplirse las expectativas, sumarían un potencial de producción de 29,8 millones de onzas de oro.

La cifra representaría un salto en materia de producción, pues las tres minas agregarían 1,5 millones de onzas de oro al año. Así, el incremento estimado sería de 105 por ciento frente a las 1,57 millones de onzas extraídas en el 2009. De ahí que resolver los trámites en curso sea la tarea de este año para las firmas dueñas de los proyectos, de los cuales sólo uno, el de Marmato, avanza al ritmo del cronograma.

“Terminaremos la exploración en julio, eso quiere decir que a finales del 2011 debemos llegar a una etapa de pre-factibilidad y en marzo del 2012 debemos tener el estudio de factibilidad”, dijo el presidente de Medoro Resources, Juan Manuel Peláez, cuya compañía lidera el proyecto de oro y plata de Marmato.
Estos son los pasos previos para aprovechar el potencial minero de la zona, en la que se calcula que hay 9,8 millones de onzas de oro.

La iniciativa deberá llevarse a consulta previa con las comunidades como requisito para la solicitud de licencia ambiental, prevista para mediados del próximo año. Las obras para empezar con la producción se proyectan para el 2013.

Pero en donde hay un mayor avance en los planes es en Angostura, aunque aún no se tiene certeza sobre el futuro del proyecto, también de oro y plata, en los municipios de California y Vetas (Santander).
En este caso, el objetivo de la empresa canadiense Greystar es obtener la licencia ambiental, con lo que se daría vía libre a la producción.

La empresa ya hizo el trámite ante el Ministerio de Ambiente pero la decisión se ha dilatado, en la medida en que se ha pedido una nueva consulta previa a las comunidades de la zona.

El propio Ministerio también ha pedido que se realicen estudios técnicos del caso con base en cartografía detallada para identificar si el proyecto contempla alguna zona de páramo.

Más allá de la explotación minera, “nuestro compromiso es recuperar todas las áreas intervenidas con nuestras ocupaciones”, a propósito de las implicaciones ambientales que tendría la mina Angostura, expresó en una reciente entrevista con este diario, el presidente de Greystar, Steve Kesler.

La discusión en el plano ambiental no escapa en La Colosa. “Iniciamos una exploración limitada porque no tenemos el visto bueno para el uso de aguas en la zona”, dijo Rafael Herz, presidente en Colombia de AngloGold Ashanti.
La firma espera que la Corporación Autónoma Regional del Tolima otorgue el permiso y el plan avance. Ahora, está en fase exploratoria. Allí, se calcula que hay 12,3 millones de onzas de recurso inferido. “Si este proyecto no hubiese tenido todos los obstáculos, ya se hubiera podido terminar la fase exploratoria”, señaló el directivo.

Compartir