José Pablo Arellanos, presidente ejecutivo de la estatal cuprífera Chilena indicó que los resultados son fruto de la disminución de costos y de la mayor producción y venta de cobre, por lo que llamó a los involucrados a mantener el esfuerzo durante los próximos meses. La Corporación Nacional del Cobre de Chile, Codelco, registró excedentes por US$722 millones en el período enero – junio de 2009, los que son menores a los US$4.108 millones de igual período de 2008, cuando el valor promedio del cobre fue el doble y el del molibdeno más del triple. “Estos excedentes son fruto del esfuerzo en materia de producción de cobre y reducción de costos,” aseguró el Presidente Ejecutivo de Codelco, José Pablo Arellano, durante la conferencia de entrega de resultados del primer semestre, realizada esta tarde en la Casa Matriz de la Corporación. La caída de los excedentes respecto de igual período del año anterior, inferior en más de 3 mil millones de dólares, se explica por los efectos de la crisis financiera internacional, que implicó una fuerte disminución en los precios de los principales productos, por ajustes debido a diferencias del tipo de cambio y por menores resultados de empresas relacionadas. Al respecto, Arellano informó que la baja en los precios de los productos de Codelco implicó menores ingresos por más de US$3.540 millones en comparación con 2008. Sin embargo, “gracias al esfuerzo de mayor producción y reducción de costos, logramos compensar esa caída en US$580 millones. Es gracias a ese esfuerzo que el excedente termina llegando a los US$722 millones que tuvimos en este primer semestre,” explicó. Por esta razón, sostuvo que “vamos por buen camino en las exigentes metas que nos hemos propuesto, pero sin duda tenemos que seguir haciendo esfuerzos porque nuestros insumos todavía siguen con valores altos, especialmente la energía; porque las leyes de mineral siguen y van a seguir decreciendo, y porque los precios de nuestros productos van a estar sujetos a la volatilidad en los próximos meses.” En este sentido, indicó que “para nosotros la crisis no ha terminado, desde el punto de vista de los esfuerzos que tenemos que seguir realizando, a pesar de que hemos recibido los beneficios de un precio más alto como el registrado en estos días.” Consultado si la actual alza del cobre no contradecía su afirmación, realizada en octubre de 2009, de que se había terminada el super-ciclo de precios, José Pablo Arellano respondió que siempre “sostuvimos que nuestras perspectivas de largo plazo seguían siendo positivas, cosa que mantenemos y que los hechos han confirmado, gracias especialmente al comportamiento de las economías emergentes como India y China. Particularmente este último país ha registrado un dinamismo muy importante y una demanda de cobre muy significativa que ha compensado la fuerte caída que se ha registrado en otros mercados.” El ejecutivo expresó, además, que esta visión positiva es la que permitió “mantener nuestro plan de inversiones, que se ha venido desarrollando conforme al plan original y que está a la espera de los mil millones de capitalización que van a contribuir a su financiamiento.” Si bien declinó dar proyecciones, adelantó que “los precios van a estar expuestos a una alta volatilidad en los próximos meses.” El precio del cobre en la Bolsa de Metales de Londres promedió 183,5 centavos de dólar la libra al 30 de junio de 2009, lo que representó un descenso de 184,3 c/lb con respecto al mismo período del año pasado. “El precio promedio del cobre en el primer semestre de este año fue menos de la mitad del registrado en igual período del año 2008. Y en el caso del molibdeno, la caída ha sido más dramática y los precios han sido casi la cuarta parte de lo que fueron el primer semestre de 2008,” especificó el Presidente Ejecutivo de Codelco. En tanto, los despachos de cobre, provenientes de minerales propios, llegaron a 793.000 toneladas métricas finas entre enero y junio de 2009, lo que representa un aumento de 70.000 toneladas respecto al mismo período de 2008. A raíz de ello, el ingreso por ventas de cobre de minerales propios fue de US$3.262 millones, cifra inferior a los US$5.477 millones del primer semestre del año anterior. Los costos de venta de cobre de minerales propios alcanzaron a US$2.301 millones, levemente superior a los US$2.193 millones de los primeros seis meses de 2008, aumento que se explica completamente por la mayor venta de cobre. En tanto, los márgenes de venta de subproductos y otros disminuyeron fuertemente por el menor precio del molibdeno y del ácido sulfúrico. En el primer semestre sólo alcanzaron a US$186 millones, frente a los US$1.011 millones del mismo periodo del año pasado. “Una caída muy significativa. Sólo el molibdeno nos significó perder ingresos por ventas por US$825 millones,” informó José Pablo Arellano. Un factor positivo fue el menor gasto en administración y venta, que pasó de US$178 millones en 2008 a US$150 millones en 2009: equivale a una disminución de 25%. Consecuente con lo anterior, el resultado de explotación llegó a US$997 millones en el primer semestre de 2009, que se comparan con los US$4.117 millones registrados en el mismo lapso de 2008.

Compartir