El Consejo de Ministros para la Sustentabilidad aprobó en mayo de este año la nueva norma, que regulará las emisiones de las siete fundiciones mineras que operan en el país, incluyendo Caletones, de División El Teniente.

Adaptarse a esta exigencia significará una gran inversión para Codelco, que destinará para todas sus fundiciones (Chuquicamata, Potrerillos, Ventanas y Caletones) alrededor de US$ 1.000 millones. En el caso de El Teniente, este monto estará en torno a los US$ 300 millones y permitirá asegurar el pleno cumplimiento de la normativa y el aumento de la captura de gases de la Fundición Caletones, desde un actual 94% a un 95%, en el caso del dióxido de azufre (SO2).

El Seremi del Medio Ambiente, Felipe Avendaño, afirmó que la Fundición Caletones “deberá modificar sus procesos para adaptarse a esta nueva reglamentación, que es muy estricta para las fuentes existentes y más aún para las nuevas”.  Precisó que “transcurridos cinco años de la publicación de esta norma, deberá emitir como máximo 47 mil 680 toneladas por año de dióxido de azufre y 130 toneladas por año de arsénico”. En el intertanto, las emisiones de la Fundición de Caletones fueron congeladas en 80.000 ton/año.

El seremi de Medio Ambiente explicó que El Teniente “ha hecho una gran inversión y ha bajado sus emisiones respecto de lo que emitían hace 20 años. Pero para cumplir con esta nueva norma deberán realizar una inversión aún mayor, sobre todo para aumentar su captura de dióxido de azufre”.

Dicho proceso, tal como lo explica el Gerente de Fundición de El Teniente, Germán Richter, ya se encuentra en marcha, gracias a diferentes iniciativas en los ámbitos de gestión operacionales, mantenimiento y proyectos de inversión.

Para el cumplimiento de los límites de emisiones de material particulado y humos visibles en los hornos de Refino, Richter señaló que “este año se ha modificado el esquema operativo descontinuando la producción de cobre refinado a fuego (RAF), el reemplazo de petróleo Enap 6 por gas natural y el sustitución de los quemadores convencionales por otros de alta eficiencia”.

En cuanto a las Plantas de Limpieza de Gases, explicó que se debe “asegurar su correcto mantenimiento, con el fin de elevar el nivel de eficiencia de captura de azufre. En paralelo, se trabaja en el proyecto de inversión que reducirá las emisiones finales asegurando el cumplimiento de la nueva norma”.

Germán Richter también sostuvo que para cumplir con las emisiones de arsénico se contempla el proyecto de reemplazo de “limpieza tradicional de escoria” por “flotación de escoria”. El diseño de este proceso se realizó en marzo del 2012, con una prueba piloto a escala industrial junto con la Gerencia de Plantas, que permitió corroborar su efectividad”.

El Gerente de Fundición indicó finalmente que “la ejecución de estas inversiones permitirá cumplir la nueva norma y dar viabilidad en el largo plazo a nuestra operación. y los trabajadores ya están viendo cómo ha mejorado el entorno de trabajo, proyectando su carrera laboral con el orgullo de trabajar en una fundición más amigable con el medio ambiente”.

Compartir