Andes Norte, Diamante y Andesita conforman la cartera de proyectos de El Teniente, iniciativa que permitirá reemplazar sectores del yacimiento que están en proceso de agotamiento y extender en 50 años su vida productiva.

Diamante y Andesita

Codelco Chile ha aprobado una inversión de US$1.243 millones para sus nuevos proyectos Diamante y Andesita. Ambos proyectos forman parte de la cartera de inversión para la mina El Teniente, y se espera completar su construcción de aquí al 2023.

La cartera de proyectos El Teniente, que además de Diamante y Andesita considera el desarrollo de Andes Norte, está actualmente en plena etapa de construcción y extenderá por 50 años la vida productiva de la División.

La inversión total de la Cartera de Proyectos El Teniente alcanza los US$3.200 millones. Asimismo, informó que el avance de los tres proyectos en su construcción global llega a 64% y que el peak de actividad está previsto para los años 2021 y 2022.

El proyecto Diamante incluye la construcción de 40 km de túneles, uno de ellos será bidireccional, con una longitud de 2,5 km, que equivale al túnel El Melón, y tendrá un estándar de autopista en cuanto a la iluminación y ubicación GPS, lo que permite entregar mayor seguridad y eficiencia.  Mientras que en Andesita se contempla la construcción de 25 km de túneles, 85 puntos de extracción y otras obras para permitir la circulación de equipos de carga, descarga y acarreo (LHD) autónomos que usan energía eléctrica para movilizarse, y que serán operados desde Rancagua a través del Centro Integrado de Operaciones. 

El proyecto Andes Norte ha recibido una inversión de US$1.931 millones, y se está construyendo en la cota más profunda del yacimiento. Su fecha de inicio de producción está prevista para diciembre de 2023.

División Salvador

La estatal también aprobó US$1.383 millones para un nuevo rajo en la División Salvador. Este nuevo proyecto, cuyo costo es 33% menor que la inversión contemplada por Codelco en 2014, aumentará la producción de 60 mil a 90 mil toneladas de cobre fino a partir del primer semestre de 2023.

La División Salvador instalará la primera piedra de su refundación, puesto que el directorio de Codelco aprobó una inversión de US$1.383 millones para la construcción del proyecto estructural Rajo Inca.

La cifra es 33% menor que la inversión contemplada por Codelco en 2014, gracias a la maximización y optimización de la infraestructura existente, especialmente de las áreas mina y del depósito de relaves, y el overhaul (mantenimiento correctivo y preventivo) de los procesos de las plantas concentradora e hidrometalúrgica.

El ahorro se logró, además, por la reutilización de equipos mineros. Cuando entre en operaciones, Rajo Inca requerirá entre 25 y 30 camiones de 300 toneladas de capacidad, palas hidráulicas y cargadores frontales de gran tonelaje, la mayoría de los equipos provenientes de otras divisiones de Codelco.

El proyecto estructural contempla un período de 22 meses de prestripping, periodo en el que se extraerá la roca sin valor comercial o estéril que cubre las reservas minerales, y un ramp up de la planta concentradora de siete meses. Por lo tanto, la puesta en marcha se iniciará el segundo semestre de 2022, para alcanzar una producción de 90 mil toneladas en el primer semestre de 2023.

Compartir