En un comunicado de prensa, Codelco aclaró que no tiene una planta industrial con capacidad para producir uranio.
Tal como ha informado públicamente la empresa en distintas oportunidades, lo único que existe en este tema es una pequeña planta piloto, ubicada en la División Radomiro Tomic. Su objetivo es investigar si este yacimiento contiene uranio y molibdeno en cantidades suficientes para ser explotados comercialmente en el futuro.
La planta, que implicó una inversión total de 1 millón 300 mil dólares para su construcción, mantención, insumos y pago de sueldos de científicos, técnicos y operarios, se enmarca en un convenio de colaboración con la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN). Durante 12 meses, desde agosto de 2010, producirá sólo algunos kilógramos mensuales de Diuranato de Amonio, conocido como “Yellow Cake”, y Molibdato de Calcio o Trióxido de Molibdeno.
Cabe señalar además que, para que este “Yellow Cake” se transforme en un material que pueda ser utilizado como combustible en una central nuclear, es indispensable un complejo procesamiento posterior, el cual no puede ser realizado en Chile.
Hasta este momento sólo se ha producido en esta planta piloto 50 kilogramos de “Yellow Cake” húmedos, con una humedad del 60%, lo que equivale a 20 kilogramos de “Yellow Cake” seco. Este material ha quedado a disposición de la CCHEN.

Compartir