La Comisión Chilena del Cobre, Cochilco, revisó al alza sus proyecciones para el precio promedio del metal rojo esperado para 2011 desde un rango de 3,4 a 3,5 dólares la libra a un promedio de 4,17 dólares la libra, por cuanto se prevé un mercado más estrecho que en 2010, como consecuencia de una vigorosa demanda proveniente de economías emergentes como India, China y Brasil.

“Para este año se espera que casi la totalidad de los países demandantes de cobre a nivel mundial registren crecimientos en sus economías que redundan en una mayor demanda de cobre, lo que a su vez generará un mercado aún más estrecho. Por ello, para 2011 prevemos un déficit de cobre de 466 mil toneladas, superior al déficit de 90.000 toneladas de 2010”, explicó el presidente ejecutivo de Cochilco, Andrés Mac-Lean.

Asimismo, para 2012 la entidad anticipa un precio promedio de 4,04 dólares la libra, considerando que el déficit del metal rojo se mantendrá.

Respecto a la demanda de cobre, se estima que para 2011 crecerá un 5,3 por ciento en comparación con 2010, llegando a cerca de 20,1 millones de toneladas, es decir, alrededor de un millón más de toneladas respecto que la demanda estimada para 2010.

Por su parte, las economías que liderarán la demanda serán China, con un crecimiento de 6 por ciento y la Unión Europea con un incremento de 5,5 por ciento, al tiempo que para 2012 se estima que la demanda de cobre se estima aumentará 4,2 por ciento, a cerca de 850.000 toneladas adicionales.

En cuanto a las perspectivas de la producción mundial de cobre, Cochilco proyecta que llegará a cerca de 19,7 millones en 2011, lo que representa un aumento de 3,7 por ciento, respecto del año anterior, debido en gran medida a un alza relevante de oferta de chatarra.

Para Chile, se proyecta una producción de 5,7 millones de toneladas en 2011, lo que equivale a un aumento de 6,4 por ciento respecto del año anterior, mientras que para 2012 alcanzaría a 5,8 millones de toneladas.

Para 2012 los pronósticos apuntan a un alza en la oferta mundial de 5,2 por ciento en comparación con 2011, proveniente de operaciones productoras de concentrados y chatarra.

Compartir