“Ya tenemos un compromiso inicial, los detalles finales los estamos finiquitando ahora,” dijo Benavides al diario El Mercurio.

Buenaventura tiene previsto iniciar las faenas en el segundo semestre de 2011 con una inversión de 20 millones de dólares, dijo Benavides, sin mencionar sin embargo la zona en que iniciarán la exploración ni el nombre de la empresa a la cual se asociarán.

La decisión de la minera peruana de ingresar por primera vez a Chile, explicó Benavides, se debe a que “es uno de los pocos países, junto a Perú, de tradición minera, donde hay estabilidad jurídica y económica y los gobiernos se entienden.”

Buenaventura es la mayor minera de Perú, y obtuvo ganancias de 660 millones de dólares en 2010, y cuenta con importantes participaciones en grandes yacimientos de oro en su país, además de México, y tiene interés de ingresar al mercado minero argentino aunque reconoció dificultades.

Ingresar a Argentina “es una alternativa pero no hemos logrado llegar a acuerdos para explorar. La estabilidad económica y jurídica de Argentina no es la misma que la de Perú, la tradición no es la de Chile o Perú. En Argentina la tradición minera es casi inexistente,” dijo.

Actualmente en el norte de Chile el grupo aurífero canadiense Barrick Gold lleva adelante uno de los proyectos mineros más grandes del mundo, conocido como Pascua Lama, y que a partir de 2013 y por los siguientes cinco años producirá unas 800.000 onzas de oro.

Compartir