Un 83% de avance muestra construcción de planta industrial que producirá bacterias para biolixiviar cobre en la estatal Chilena Codelco Norte.

La primera Planta Industrial de Biomasa en la minería mundial, que se construye en el yacimiento Radomiro Tomic, en División Codelco Norte tiene  un avance físico de 83%. La Planta requiere una inversión total de US$5,5 millones y su construcción se inició en noviembre de 2009.

La Planta de Biomasa, que entrará en operaciones en enero de 2011, está compuesta por dos bioreactores, construidos de acuerdo a un diseño BioSigma; además de instalaciones auxiliares para los sistemas de propagación, inoculación de los consorcios de microorganismos—incluyendo las bacterias patentadas Wenelen y Licanantay—y para el control del proceso de biolixiviación, a través de tecnologías de biomonitoreo.­

En estas instalaciones se procesarán inicialmente 6 millones de toneladas de mineral sulfurado mixto, aplicando la tecnología BioSigma.

La Planta de Biomasa es el hito más importante de la tecnología BioSigma, que luego de una exitosa fase de investigación y validación tecnológica, comenzará la producción a escala industrial de cobre, empleando la biotecnología para procesar recursos mineros complejos. “Este proceso debe contribuir significativamente a la competitividad de la minería chilena frente a nuevos desafíos en términos de sustentabilidad y baja en las leyes,” asegura Juan Enrique Morales, vicepresidente de Desarrollo y Sustentabilidad de Codelco.

El presidente ejecutivo de Codelco, Diego Hernández, visitó las instalaciones de BioSigma en Colina, dónde conoció el estado de desarrollo y perspectivas de la empresa, los avances científico-tecnológicos y  la situación de los diferentes proyectos de aplicación de la Tecnología BioSigma a los recursos de baja ley de Codelco.

BioSigma S.A. se constituyó en  2002, entre Codelco (66,66%) y la japonesa JX- Nippon Mining & Metals, Co. Ltd (33,34%), con la meta de incorporar a la minería los avances de la biotecnología (genómica, proteómica y bioinformática) y desarrollar y comercializar tecnologías para la biolixiviación de los vastos recursos de baja ley y otros materiales secundarios existentes en la industria.

Compartir