Minera Panamá, S.A. informó que su Estudio de Impacto Ambiental (EIA) fue aprobado por el Gobierno panameño el pasado 28 de diciembre. Con esto se da luz verde a la construcción de una de las cinco minas de cobre más grandes en su tipo para extraer cobre, la que sería a cielo abierto, en las montañas de Donoso, Colón.

 

‘El Gobierno de Panamá, a través de la Autoridad Nacional del Ambiente, aprobó el 28 de diciembre de 2011 el Estudio de Impacto Socio Ambiental necesario para el desarrollo del proyecto Cobre Panamá, incluyendo las operaciones mineras y la infraestructura complementaria, un puerto y una planta termoeléctrica’, describió la minera en un comunicado.

Minera Panamá, S.A. y su compañía madre, la canadiense Inmet Mining Corp., intentan hacer una mina que extraería 300 mil toneladas de cobre por año con una facturación aproximada de $2 mil millones anuales. De esto, un 2% o $40 millones irían para regalías al Estado anualmente, durante al menos los 30 años que dura la concesión.

Alida Spadafora, directora ejecutiva de la Asociación para la Conservación de la Naturaleza, comentó que la aprobación del EIA de la minera constituye un hecho ‘lamentable para la flora y fauna de Panamá y para los panameños, más aún en un país afectado por el cambio climático’. Advirtió que se mantendrán vigilantes de los químicos que la compañía usará, así como de los procesos de mitigación que alega harán. ‘Hicimos una serie de recomendaciones a ese estudio y vamos a observar si fueron incluidas ahora que se hará público’, describió Spadafora.

Carlos Sánchez, director de Ambiente de Minera Panamá, S. A., explicó que 5,900 hectáreas de bosque en Donoso deberán ser taladas para la operación de la mina, pero que para compensar el daño promoverán la conservación y reforestación de unas 250,000 hectáreas montañosas en varias regiones del país.

Minera Panamá, S.A. también destacó que ‘al tener la aprobación de su EIA Korea Panama Mining Corp. -empresa conjunta entre Korea Resources Corporation y LS-Nikko Cobre Inc.- tiene hasta el 10 de enero de 2012 para notificarles su elección de adquirir una participación del 20% en la mina, a través de Inmet Mining’.

Sobre la participación de una empresa estatal como Korea Resources Corporation donde Corea es dueño, Félix Wing, director del Centro de Incidencia Ambiental, recalcó que ‘la Constitución de Panamá prohíbe que el territorio nacional sea cedido, traspasado o enajenado, ni temporal ni parcialmente, a otros Estados’.

Compartir