Esta semana, un medio local informó que se dio inicio oficial a las operaciones de Algorta Norte S.A, minera especializada en la extracción y producción de yodo, cuya principal faena se ubica al nor-oeste de Baquedano, en la región de Antofagasta y cuyos dueños son Inversiones Minerales S.A, de la familia De Urruticoechea con un 74,5 % y Toyota Tsusho Corporation, con un 25,5%. 

Tras una ceremonia de inauguración, donde expuso el gerente de la Minera, Patricio Campos Poblete, junto a Kenji Takanashi, Executive Vice President de Toyota Tsusho Corporation y el Seremi de Minería, Rodrigo Mendiburu se dio pie al corte de cinta que enmarca la apertura de este proyecto que implicó la construcción de una tubería de 72 kilómetros, desde el puerto de Mejillones, para trabajar todos los procesos sólo con agua de mar.

La mina, que contó con una inversión inicial de US $140 millones, está extendida en un terreno de 14.000 mil hectáreas, y será capaz de proveer para el año 2012 una producción anual de 4.000 toneladas de yodo, donde participará en un mercado mundial de 28.000 toneladas, convirtiéndola en uno de los principales actores dentro de la industria de este mineral, extraído del caliche.

Algorta Norte S.A. tiene reservas suficientes para mantenerse en actividad por los próximos 40 años, donde proveerá al mercado mundial un promedio de 6.000 toneladas de yodo por año, lo cual la convertiría en el segundo productor más grande a nivel mundial para el año 2014.

La Minera es además pionera al ser la primera no metálica del país  en utilizar sólo agua de mar en todos sus procesos. Para alcanzar este objetivo, la sociedad encargó a  la empresa Propipe S.A  la construcción de un sistema que extrae el agua de mar desde el Pacífico, llevándola por el Desierto de Atacama hasta la mina.  La implementación de esta obra ingenieril implicó la construcción de bombas hidráulicas verticales y dos estaciones de bombeo con bombas hidráulicas horizontales, con lo cual se alcanzó el objetivo de trabajar con un recurso inagotable en el lugar más seco del mundo. 

La extracción de agua de mar se encuentra a un costado de la zona de anidamiento del ave protegido por las leyes nacionales, el “Gaviotín Chico”. Es por esta razón que la sociedad, que cuenta con más de 600 permisos de Impacto Ambiental, cesó las obras de las tuberías durante el proceso de anidación de esta especie en los meses de septiembre y octubre del 2010 y es, además, miembro activo de la Fundación de Protección del Gaviotín Chico.

Algorta Norte S.A cuenta con la asesoría legal del Estudio Jara del Favero Abogados y previo al proceso de construcción y de acuerdo con la normativa vigente, se realizó una revisión exhaustiva de los terrenos donde se emplazarían las instalaciones, identificando una serie de restos arqueológicos, los cuales fueron debidamente catastrados, catalogados y protegidos, poniendo a disposición toda la información a Bienes Nacionales para su disposición final. En todos los casos se ha cumplido a cabalidad lo establecido por Bienes Nacionales. Asimismo, cada tres años se tiene previsto realizar estudios adicionales en las zonas en las cuales se planifica operar, a fin de cubrir lo requerido por las autoridades en lo que a términos arqueológicos se refiere.

Compartir