Aún cuando Estados Unidos sigue trabajando en su plan de recuperación, el plan de estímulo implementado por China ya parece comenzar a tener un efecto positivo. La demanda China de materias primas tales como el hierro y el cobre sigue siendo sólida, pero el futuro es incierto (ver Tendencias, p. 48). Mientras tanto, una de las mejores formas de extender la vida útil de una mina es manteniendo sus costos operacionales al mínimo. En esta edición de Equipo Minero, ofrecemos a nuestros lectores algunas ideas que, esperamos, ayudarán a quienes trabajan en las minas a realizar una operación no solamente más segura, sino que también más rentable.

Nadie quiere arriesgar su inversión descuidando la seguridad, y ahora, ciertamente, no es el momento de dejar de lado las prácticas seguras en su faena. Los ítems Seguridad y Costos van de la mano. Normalmente una faena minera insegura es también una faena minera improductiva y poco rentable.

En uno de nuestros artículos principales, entregamos una mirada al uso de sistemas de monitoreo de taludes y paredes altas, para dar a quienes trabajan en el rajo una advertencia temprana acerca de las potenciales fallas catastróficas que podrían ocurrir de no tomarse a tiempo las medidas correctivas pertinentes. Esto es especialmente importante cuando existen riesgos asociados, por ejemplo, a la inestabilidad de algunos taludes, pudiendo producirse caída de rocas en minas a cielo abierto.

Una de las mayores inversiones de largo plazo para cualquier faena a rajo abierto es la que se debe materializar en la construcción de caminos de transporte. Cuando los caminos que se utilizarán para transporte, son construidos correctamente desde el principio, es casi seguro que el fruto de este enfoque previsor tendrá su efecto durante toda la vida útil de la mina. Esta es una práctica que las más grandes empresas mineras dan por hecho, y a la que algunas de las empresas pertenecientes a la pequeña y mediana minería prestan suma atención. El Dr. Thompson, de la Escuela de Minas de Australia Occidental demostró la importancia de los caminos de transporte, otorgándole un rol fundamental a la etapa de diseño y a un sistema de fiscalización o control de seguridad caminera.

El transporte de material usando camiones representa un enorme gasto para una mina, y cada vez más compañías prefieren las correas transportadoras, ya sea para reducir las distancias de acarreo o para eliminar de frentón el uso de camiones.

Mediante el cumplimiento de prácticas seguras y un esfuerzo continuo para reducir los costos de sus operaciones mineras, muchas compañías podrán acortar la brecha hasta llegar al equilibrio de mercado, y es entonces cuando comenzamos la próxima etapa en búsqueda de una mayor prosperidad.

Sinceramente,
Oscar Martínez Bruna
Editor/Corresponsal para Latinoamérica,
omartin1@ctcinternet.cl

Compartir