El 30 de Septiembre del año en curso, el Senado de la República Argentina dio su aprobación final al proyecto de ley que había sido emitido por la Cámara de Diputados sobre presupuestos mínimos para la protección de glaciares y el ambiente periglaciar.
Por Oscar Martínez Bruna

El 30 de Septiembre del año en curso, el Senado de la República Argentina dio su aprobación final al proyecto de ley que había sido emitido por la Cámara de Diputados sobre presupuestos mínimos para la protección de glaciares y el ambiente periglaciar.

El proyecto de esta ley de presupuestos mínimos fue aprobado primero por la Cámara de Diputados y luego por  la Cámara de Senadores. Esta última eliminó del texto aprobado por la cámara baja su artículo 17 que establecía que en las áreas potencialmente protegidas por la ley “no se permitirá la autorización o realización de nuevas actividades hasta tanto no esté finalizado el inventario -de glaciares- y definidos los sistemas a proteger.

A mediados de Diciembre, el gobernador de la provincia de San Juan, José Luis Gioja pidió a la justicia federal que declare inconstitucional la ley de protección de glaciares aprobada en Septiembre, por cuanto considera que pasa por alto las facultades que tiene cada provincia en Argentina para decidir acerca del uso y destino de sus recursos naturales. Por su parte, Cristina Fernández ha defendido en más de una oportunidad los nuevos aires de una creciente actividad minera en ese país. “La Argentina tiene la oportunidad de convertirse en un país con una producción aun más diversificada que la que ha tenido hasta ahora, agregando un sector tan importante como el minero que ha generado del 2003 a la fecha un incremento en ocupación laboral del 328 por ciento,” dijo la presidenta Fernández en una declaración a principios de Diciembre de este año al diario rosarino La Capital.

Desde una perspectiva histórica, Argentina no es un país con una gran tradición minera, pero desde hace algún tiempo el ‘país del tango’ demuestra un creciente interés en capitalizar en minería, y se ha venido convirtiendo en un destino muy atractivo para los inversionistas mineros de todas partes del mundo.
Oro, cobre y litio son los pilares en los que se basa la pujante y promisoria industria minera en un país que, aunque reticente al principio, se está dando cuenta que la minería puede convertirse en uno de los principales motores de su economía.  

La palabra ‘Argentina’ proviene del latín ‘argentum,’ que en Español significa ‘plata.’

Sinceramente,
Oscar Martínez Bruna
Editor/Corresponsal para Latinoamérica,
omartin1@ctcinternet.cl

Compartir