Por Oscar Martínez Bruna

México es uno de los países con mayor tradición minera en América Latina, y el principal productor de plata del mundo. La actividad minera en el país se ha venido consolidado con el tiempo como una importante industria, que ha creado una serie de técnicas, estudios y análisis fisicoquímicos con el objetivo de mejorar la exploración y explotación de los yacimientos.

    No es un misterio que el país cuanta con una de las mayores reservas de litio del mundo, compitiendo con los países sudamericanos que conforman el “triángulo del litio”, como son Bolivia, Argentina y Chile. Se dice que México cuenta con una de las reservas de litio más grandes del mundo, lo que, en caso de comprobarse, podría colocarlo como una potencia mundial en el uso y explotación de este elemento químico, considerado el oro blanco. Incluso se dice que el país tendría en el depósito más grande del mundo en el estado de Sonora, con una reserva a probar de alrededor de 243 millones 800 mil toneladas de litio. El depósito de litio de Bacadéhuachi, en Sonora, es el principal proyecto actualmente en desarrollo, y será una operación a cielo abierto que se propone desarrollar en dos etapas, teniendo la primera una capacidad de producción de 17,500 toneladas anuales de carbonato de litio. La segunda etapa duplicará la capacidad de producción a 35,000 toneladas anuales.

Existe una gran cantidad de productos que se pueden generar con el litio, como las baterías de los automóviles eléctricos y gadgets ya que se presentan ventajas con respecto a las tradicionales. El litio también se utiliza en aplicaciones que van desde militares, para uso en misiles de defensa aérea, hasta las farmacéuticas, puesto que el litio metálico y algunos de sus compuestos se utilizan como catalizadores en la producción de ciertos analgésicos, tranquilizantes, etc.

Actualmente, México no cuenta con yacimientos de litio en explotación, pero hay tres empresas que tienen la concesión para la exploración y explotación del recurso, mismo que se ubica en la zona limítrofe de los estados de Chihuahua y Sonara. Además, hay estudios que demuestran que las mayores concentraciones de litio se encontrarían en Baja California, San Luis Potosí-Zacatecas, y Sonora-Chihuahua. El yacimiento hallado en Baja California ya ha sido está concesionado, y se espera que en los siguientes años comience la extracción del mineral. En cuanto a la zona de litio entre Zacatecas y San Luis Potosí fue hallada en 2009. Dicho descubrimiento puso a México en el mapa de los principales poseedores de reservas de litio.

Sinceramente,

Oscar Martínez Bruna
Editor en América Latina,

omartinez@mining-media.com

Compartir