Por Oscar Martínez Bruna

La minería requiere energía eléctrica para operar sus procesos. Esta creciente necesidad es evidente cuando las compañías mineras crecen, las faenas se amplías, y aumenta la adquisición de equipos e infraestructura. La adopción de más equipos eléctricos plantea un gran desafío al integrarlos a la operación minera, especialmente para la minería del cobre.
Lee mas

Compartir