¿Qué pasará en la industria minera ahora que China retoma su demanda habitual?

Los juegos olímpicos han concluido, dejando atrás el oro, la plata y el bronce…Para la mayor parte del mundo la atención ya no se centra en China, pero este no es el caso de la industria minera. Cuando China desaceleró sus fábricas para reducir potencial de desarrollo, también se aletargó el motor económico que ha impulsado al mercado de los metales últimamente. ¿Qué camino seguirá ahora el “gigante asiático”? ¿Dará un nuevo y mayor impulso a los precios de los metales en sus negocios como de costumbre, o cambiará sus principios de largo plazo?

Existen diferentes opiniones respecto a qué cosas reactivará y cuales desacelerará. China es el consumidor de cobre más grande del mundo. Además, junto a India, fueron líderes mundiales en consumo de aluminio, níquel, plomo y zinc en el 2007. Este año, la demanda ha seguido aumentando a pesar de las especulaciones. China es responsable del 25 % del consumo del metal rojo a nivel mundial. Por ende, para las empresas mineras que extraen cobre, las dudas que se plantean en esta editorial son de suma importancia.

Aún cuando los Juegos Olímpicos y Paralímpicos desaceleraron en lugar de estimular, en una primera instancia, la economía china durante los próximos dos meses posteriores al fin de las olimpiadas, muchos analistas creen que una vez que el país vuelva a activar las fábricas, la concepción de cobre se reiniciará. Otros analistas piensan que el crecimiento económico puede haberse desacelerado, lo cual podría refrenar su intención y capacidad de compra.

Tanto los exportadores como el país en sí deben ser considerados para efectos de un análisis algo más completo. Aparte del negocio exportador, el país querrá fortalecer su infraestructura eléctrica, para lo cual requerirá cobre y otros metales base. Luego, está el daño causado en el área de terremotos, que también debe ser reconstruida antes que se instale el crudo invierno. 

Durante la VIII Conferencia Mundial del Cobre, que tuvo lugar en Santiago de Chile en Abril de este año, Gillian Moncur, consultora de CRU en China, aseguró a la audiencia que el consumo de China continuría creciendo, en parte debido a su rápido crecimiento económico…incluso después de las olimpiadas.

Entre tanto, los residentes de Beijing de seguro esperan que el cielo siga viéndose azul. La industria minera, y otras industrias, saben que esta no es una opción realista para el país. Sin embargo, una vez que la gente vea cuan hermoso se ha vuelto su país, es casi seguro que ejercerán presión para que se realicen controles medioambientales, y es lo que debieran hacer.

Sinceramente,
Oscar Martínez Bruna
Editor/Corresponsal para Latinoamérica,
omartin1@ctcinternet.cl

Compartir