Por Oscar Martínez Bruna

El auge minero que actualmente vive la región será sin duda el marco más apropiado para dos importantes eventos relacionados con el rubro que se llevarán a cabo este año;  Expomin 2014, que se realizará en Santiago de Chile entre el 21 y el 25 de Abril, y el 11° Simposio Internacional del Oro y la Plata que tendrá lugar en Lima, Perú, del 20 al 22 de Mayo.

En los próximos meses, miles personas interesadas en la minería llegarán a Santiago y después a Lima desde muchos rincones del mundo. Será una excelente oportunidad para explicarles por qué nuestra parte del continente es un punto de máximo interés para los inversionistas, que gastan billones de dólares en operaciones mineras sólo en Latinoamérica, y que se den cuenta por sí mismos por qué esta tierra es un gran lugar para vivir, trabajar, y hacer negocios.

Dos gigantes de la minería mundial como Chile y Perú compiten por ser protagonistas principales en el sector. Mientras Alberto Salas, Presidente de la Sociedad Nacional de la Minería (SONAMI), informa que Chile ha roto el record mundial de producción de cobre el año recién pasado, alcanzando las 5.770.000 de toneladas de cobre, el Ministro de Energía y Minas del Perú, Jorge Merino, asegura que las inversiones mineras en ese país ascienden a US$70.000 millones. A la vez que el Fondo Monetario Internacional afirma que el país actualmente alcanza una posición de privilegio en la región a partir de una prudente implementación de políticas macroeconómicas sólidas y a un portafolio de medidas y reformas estructurales pro-minería.

A pesar de algunos contratiempos con que se ha encontrado la minería en ciertas regiones de ambos países, ello no se compara con el creciente número de huelgas y paralizaciones de faenas mineras en Sudáfrica o las prohibiciones de exportar que está imponiendo Indonesia, y que impacta fuertemente a importantes compañías mineras tales como Freeport-McMoRan Copper & Gold y Newmont Mining Corp.—que son dos de los mayores contribuyentes tributarios del país.

De acuerdo al Estudio de Proyectos publicado en Engineering & Mining Journal, el 29% de los US$791 billones invertidos en proyectos mineros el año pasado se invirtió en América Latina. Esa cifra, similar al gasto total en proyectos de capital, estuvo por debajo de la del 2012. La región no es perfecta. También tenemos problemas tales como Minas Congas en Perú y Pascua-Lama que se extiende en la frontera Chileno/Argentina. Sin embargo, muchos estarán de acuerdo en que vamos en la dirección correcta, sentando un ejemplo para el avance de la minería en el mundo en desarrollo.

Sinceramente,
Oscar Martínez Bruna
Editor/Corresponsal para Latinoamérica,
omartinez@mining-media.com

Compartir