Las minas de cobre en Chile podrían verse seriamente afectadas y podría ocurrir la misma situación. Cualquier caída importante en los inventarios, con la alta demanda China podría mandar el precio del metal rojo hasta los 5 dólares la libra, según sostienen algunos analistas. Este es un escenario hipotético más bien extremo, pero probable.

El Ministro de Energía Chileno, Marcelo Tokman, reconoció que el panorama se ven muy complejo para el 2008 pero al mismo tiempo explicó que el país se encuentra preparado para enfrentar un escenario difícil en materia energética.

La crisis se está agudizando a raíz de la sequía que está afectando principalmente la zona central y sur de Chile, reduciendo en gran medida los caudales que alimentan las centrales hidroeléctricas que a su vez alimentan más de la mitad del sistema eléctrico nacional.

La minería es el sector que tiene la mayor inquietud en la materia. Tanto en el Consejo Minero como en la Sociedad Nacional de Minería aseguran que la situación energética es más que preocupante. ¿La razón? Son los mayores consumidores de energía, con requerimientos que representan cerca de un tercio del consumo país.

Chile posee una Sistema Eléctrico Nacional que está compuesto por 4 sistemas independientes entre sí, que corresponden geográficamente al norte, centro sur, sur y extremo sur.

El SING (Sistema Interconectado del Norte Grande) es el que abastece el consumo eléctrico de las regiones mineras del país. Un 90% de sus clientes corresponde al sector industrial, con una altísima participación de empresas mineras.

El presidente del Consejo Minero, Francisco Costabal, dijo que con el actual nivel de generación y considerando la entrada de nuevos proyectos, el sistema está en condiciones de entregar energía sin problemas sólo hasta parte de 2008. Por ello, están negociando con las generadoras eléctricas los mecanismos que permitan asegurar el suministro en el Sistema Interconectado del Norte Grande. La idea es que las centrales térmicas que operan a gas puedan hacerlo también con diesel de manera continua.

El tema energético ha ocasionado una mayor alza de costos en la industria minera, donde además, ha jugado en contra el aumento en el valor de insumos como el acero. El costo de la energía representa para el sector alrededor del 10% de sus gastos totales.

Pese al aumento anual del consumo eléctrico constante para casi todas las actividades económicas, el sector industrial (incluyendo al minero) es responsable de alrededor de más del 70% de la demanda energética del país. Del resto, sólo un 16% va a parar al sector residencial.

No es la primera vez que Chile pasa por un periodo difícil desde el punto de vista energético, y que la minería se ve afectada a causa de ello. Debiéramos observar esto como una señal y una alarma permanente que les dice a las autoridades Chilenas que hay algo que mejorar en el enfoque de las actuales políticas energéticas, y que quizás es tiempo de buscar nuevos enfoques y diferentes fuentes de energía que sirvan para satisfacer de manera ininterrumpida la demanda local.

Sinceramente,
Oscar Martínez Bruna
Editor/Corresponsal para Latinoamérica,
omartin1@ctcinternet.cl

Compartir