Por Oscar Martínez Bruna

A pesar que en un principio no había certeza absoluta respecto a la sede que tendría la versión 2016 de la convención minera PERUMIN organizada por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), que es sin lugar a dudas la más importante del Perú y una de las principales del continente, esta se llevó a cabo una vez más en la hermosa colonial ciudad de Arequipa. Esta vez, las expectativas en cuanto a anuncios favorables para la minería en ese país y en el resto de la región no eran de lo más favorables en vista de los últimos acontecimientos en materia económica y teniendo en cuenta los actuales precios de uno de sus principales materias primas: el cobre.

A lo anterior debe sumarse la permanente tensión han generado las protestas antimineras y las aprehensiones que manifiesta parte de la comunidad en contra de la actividad minera.

Sin embargo, la ministra de Energía y Minas del Perú, Rosa María Ortiz hizo un llamado a todo los participantes de Convención Minera a trabajar de manera conjunta entre el Estado, la población y el sector privado para desterrar el mito que señala que la actividad minera causa grave daño al medio ambiente o las personas.

En la oportunidad, la ministra aseveró que la única forma de llevar a delante e impulsar de manera efectiva la actividad minera es necesario llevar a cabo un esfuerzo conjunto que involucre tanto al Estado, incluyendo al gobierno central y a los gobierno locales, y a las comunidades locales emplazadas en las zonas de influencia de los proyectos y las operaciones mineras. Ortiz también dijo que el Ministerio de Energía y Minas (Minem) afirmó que el Gobierno tiene la intención de que el proyecto Tía María se ponga en marcha antes de que culmine el mandato del actual presidente Ollanta Humala, en julio del 2016.

Por otra parte, el Banco Central del Perú ha dicho que espera que la producción total de cobre de ese país se casi duplique para fines del 2018. Para ello existirían varios factores que contribuirían a dar sustento a esta afirmación. Entre estos se encuentran el pronto término de la ampliación de la mina Cerro Verde, que se espera duplique la producción de la mina a partir de mediados de Mayo, y el permanente aporte productivo de otras operaciones tales como Las Bambas.

Al momento de cerrar esta editorial (el segundo día del evento), aún había una multitud de personas registrándose para el evento. Las sesiones técnicas tuvieron sus salones llenos de ingenieros y profesionales de la minería. El evento, al parecer, fue otro éxito para el IIMP.

Sinceramente,
Oscar Martínez Bruna
Editor en América Latina,
omartinez@mining-media.com

Compartir