Con el precio del oro llegando a nuevas alturas, y ahora que ha mantenido un alto nivel por algún tiempo, existe un creciente entusiasmo para las compañías exploradoras de oro. No soy un experto en los precios de las materias primas, y no estoy en posición de comentar acerca del futuro del precio del oro, o de qué está impulsando el precio hacia arriba hasta los niveles que estamos viendo hoy.

Por Peter Schulhof

Con el precio del oro llegando a nuevas alturas, y ahora que ha mantenido un alto nivel por algún tiempo, existe un creciente entusiasmo para las compañías exploradoras de oro. No soy un experto en los precios de las materias primas, y no estoy en posición de comentar acerca del futuro del precio del oro, o de qué está impulsando el precio hacia arriba hasta los niveles que estamos viendo hoy. Pero existe una fascinación en segmentos del público inversionista en el atractivo del oro, y en la emoción de la exploración y la extracción del oro. En mi calidad de CEO de una compañía de exploración, me gustaría aprovechar esta oportunidad para explicar algunas de las diferencias entre una compañía de exploración aurífera y una empresa minera aurífera, para explicar qué nos impulsa como compañía de exploración, y cómo planeamos maximizar las ganancias para nuestros accionistas.

La fiebre del oro es, en mi opinión, una condición muy real y altamente infecciosa. Un buen ejemplo es Fred C. Dobbs, el buscador de oro en la clásica película, “El Tesoro de la Sierra Madre,” pero la exploración aurífera ha evolucionado mucho desde aquel buscado solitario, algo loco, con un lavadero de oro y un asno desgreñado. La exploración de oro es la R&D o la parte de investigación y desarrollo de la industria minera aurífera. Tal como se busca un nuevo y exitoso medicamento en el negocio farmacéutico, la exploración de oro es la búsqueda de oro en un yacimiento que sea lo suficientemente grande y rico como para hacerlo altamente rentable como una mina en operaciones.

La exploración aurífera es realmente el arte del descubrimiento. Como compañía de exploración aurífera no estamos en el negocio de la minería, aunque podríamos llegar a estarlo en el futuro. Estamos en el negocio del descubrimiento de nuevas riquezas en la forma de oro que nunca ha sido visto antes. Una vez hecho el descubrimiento, una vez que está suficientemente bien definido, y una vez que está claro que la mina será rentable, las compañías mineras auríferas traen a todos los diferentes expertos que se necesitan para hacer que el descubrimiento se convierta en explotación y finalmente en una mina rentable.
Como compañía de exploración, el precio del oro no está bajo nuestro control. Pero podemos centrar nuestra búsqueda en depósitos de oro que tengan el potencial para convertirse en minas altamente rentables, básicamente sin preocuparse por el precio del oro. En otras palabras, nos enfocamos en objetivos auríferos que tengan el potencial de producir oro a un costo por onza en el cuartil más inferior, menor del 25%, de todas las minas productoras de oro en el mundo. Así es como una compañía de exploración aurífera equilibra el precio del oro. Si el precio del oro sube, las utilidades de la mina debieran seguir subiendo con el mayor precio por onza. Si el precio del oro cae, y parece haber una pequeña sensación que apoya la idea de una disminución significativa, el bajo costo de producción por onza protegerá la rentabilidad de la mina.

Nuestra principal propiedad aurífera, Charay, está ubicada cerca de Los Mochis, una ciudad portuaria en la costa oeste de México. Con buenos caminos, un aeropuerto, energía eléctrica en las cercanías, agua, un ferrocarril, e instalaciones portuarias, no podríamos pedir una mejor infraestructura. Nuestra perforación de confirmación terminada el año pasado demostró potencial de vetas gruesas (9,8 metros a 18,78 gramos por tonelada) y ricas leyes de oro (0,75 metros a 204 gramos por tonelada). Este es un distrito de veta epitermal que escapó al descubrimiento de los Españoles por mucho tiempo debido a una gruesa cubierta de grava y tierra. Los distritos epitermales rara vez entran en vetas solas, y nuestro trabajo en la propiedad ha demostrado la presencia de múltiples vetas. Hemos ampliado la longitud en rumbo acumulativa inferida de todas las vetas de 250 metros cuando visitamos la propiedad por primera vez, hasta aproximadamente 3.000 metros ahora. Durante la historia de la minería, estos tipos de vetas han sido algunas de las operaciones mineras más rentables que han existido, y no obstante estas vetas los distritos pueden de inmensos, creciendo en el tiempo.

Tenemos mucha experiencia en exploración en nuestro equipo de gestión. Nuestro Geólogo Jefe tiene más de cuarenta años de exploración en depósitos epitermales de oro y plata de alta ley, mayoritariamente en México. Cada etapa de nuestra exploración en Charay ha expandido el potencial de tamaño y ha demostrado la presencia de mineralización de oro de alta ley.
Algunas de las cosas positivas acerca de los depósitos de vetas epitermales es que normalmente es fácil obtener los permisos, su explotación requiere un bajo costo de capital, y generalmente tienen muy bajos costos de operación por onza de oro producida. Con estas cualidades, existe mucha flexibilidad para una compañía como Westridge. Las vetas epitermales son tan rentables que muchas compañías mineras auríferas las encuentran altamente atractivas como objetivo de adquisición. Por otra parte, con los bajos costos de explotación y la facilidad de obtención de permisos, estos depósitos con vetas también pueden ser atractivos para que una compañía pequeña realice su explotación por su cuenta. A fin de cuentas, el mercado impulsará esta decisión, con el objetivo de que la compañía siempre traiga el más alto valor y las más altas utilidades a nuestros inversionistas.
Con todas las incertidumbres que abundan en el mundo hoy en día, la fiebre del oro es una cosa maravillosa. Un proyecto como Charay es una gran oportunidad para aprovechar el alto precio del oro. Como compañía, estamos dedicados a sacar adelante este proyecto y a establecer nuevos beneficios para nuestros inversionistas.

Peter Schulhof es Director y CEO de Westridge Resources, www.westridgeresources.com, una compañía de exploración aurífera  con sede en Canadá, cuyo principal proyecto es la pertenencia de oro y plata Charay, ubicada en la parte occidental de México.

Compartir